Anuncios

Filipinas y China intercambian acusaciones por colisión de buques en el Mar de China Meridional

PEKÍN/MANILA, 10 dic (Reuters) - Filipinas y China intercambiaron acusaciones el domingo por la colisión de buques cerca de un banco de arena disputado en el Mar de China Meridional, en medio de una escalada de las tensiones por las reivindicaciones en la vital vía fluvial.

Los guardacostas filipinos acusaron a China de disparar cañones de agua y embestir buques de reabastecimiento y un barco guardacostas, causando "graves daños en el motor" de uno, mientras que los guardacostas chinos afirmaron que el buque filipino embistió intencionadamente a su barco.

China reclama casi todo el mar de China Meridional, un conducto de más de 3 billones de dólares anuales de comercio marítimo, incluidas partes reclamadas por Filipinas, Vietnam, Indonesia, Malasia y Brunéi. La Corte Permanente de Arbitraje declaró en 2016 que los relcamos de Pekín carecían de base jurídica.

Pekín y Manila han estado en disputa en torno al deshabitado Second Thomas Shoal, en la zona económica exclusiva de Filipinas. El banco forma parte de lo que internacionalmente se conoce como las islas Spratly.

Filipinas acusó el sábado a China de "acciones ilegales y agresivas" por disparar cañones de agua contra un pesquero gubernamental operado por civiles, algo que Pekín calificó de "medidas de control" legítimas.

En el incidente del domingo, la guardia costera china afirmó que dos buques filipinos, haciendo caso omiso de las repetidas advertencias, habían "entrado ilegalmente en las aguas adyacentes al arrecife Ren'ai, en las islas Nansha, sin la aprobación del gobierno chino".

El Unaizah Mae 1 "hizo un giro repentino poco profesional y peligroso, embistiendo intencionadamente al buque 21556 de la guardia costera china". Destacó que la parte filipina asumió toda la responsabilidad.

El portavoz de los guardacostas chinos, Gan Yu, pidió a Filipinas que pusiera fin a sus "actos de provocación", afirmando que Pekín seguiría llevando a cabo "actividades de aplicación de la ley" en sus aguas.

El portavoz de los guardacostas filipinos, Jay Tarriela, publicó en la plataforma de redes sociales X que el "M/L Kalayaan sufrió graves daños en el motor. Contrariamente a la desinformación de los guardacostas chinos, UM1 fue embestido por el buque CCG".

Un grupo de trabajo del gobierno filipino condenó "los actos no provocados de coerción y maniobras peligrosas de China contra una misión de reabastecimiento legítima y rutinaria", y sostuvo que el accionar chino "pone en tela de juicio y en duda la sinceridad de sus llamamientos al diálogo pacífico".

(Reporte de Mikhail Flores, Colleen Howe y Eve Wu. Editado en español por Javier Leira)