La feroz batalla por Soledar: Rusia afirma haber conquistado la ciudad pero Ucrania lo desmiente

Un lanzacohetes múltiple Grad del ejército ucraniano dispara cohetes contra posiciones rusas en la línea del frente cerca de Soledar, región de Donetsk, Ucrania, miércoles 11 de enero de 2023.
Un lanzacohetes múltiple Grad del ejército ucraniano dispara cohetes contra posiciones rusas en la línea del frente cerca de Soledar, región de Donetsk, Ucrania, miércoles 11 de enero de 2023. - Créditos: @LIBKOS

MOSCÚ.– El ejército ruso afirmó este viernes haber conquistado por completo la ciudad de Soledar, en el este de Ucrania, y reivindicó una primera victoria notable en el terreno después de varios reveses humillantes en los últimos meses, pero Kiev nuevamente lo desmintió y aseguró que sus tropas siguen resistiendo.

“La tarde del 12 de enero se concluyó la liberación de la ciudad de Soledar, que es importante para el proseguimiento exitoso de las operaciones ofensivas” en la región de Donetsk, afirmó Igor Konashenkov, portavoz del Ministerio de Defensa ruso.

La localidad Soledar está ubicada a unos 15 kilómetros al noreste de la ciudad de Bakhmut, que el ejército ruso y los paramilitares del grupo Wagner intentan tomar desde hace meses.

Imagen satelital sin fecha proporcionada por Maxar Technologies el martes 10 de enero de 2023 muestra los daños a los edificios en Soledar, Ucrania
Imagen satelital sin fecha proporcionada por Maxar Technologies el martes 10 de enero de 2023 muestra los daños a los edificios en Soledar, Ucrania

“El control completo de Soledar permite cortar las líneas de abastecimiento de las fuerzas ucranianas situadas en la ciudad de Bakhmut al suroeste, y luego bloquear” y rodear “a las unidades ucranianas que se encuentran allí”, aseguró Konashenkov.

Según él, la presunta toma de Soledar fue posible gracias a “ataques permanentes contra el enemigo” de la aviación y la artillería rusas. Las tropas rusas “han llevado a cabo continuamente ataques concentrados en las posiciones de las fuerzas armadas ucranianas en la ciudad, impidiendo la transferencia de reservas, el suministro de municiones, así como los intentos de retirada del enemigo hacia otras líneas de defensa”, señaló.

También dijo que los paracaidistas rusos realizaron una “maniobra encubierta” atacando a las tropas ucranianas en Soledar “desde otra dirección”, lo que permitió “ocupar” zonas altas y “bloquear la ciudad por el norte y el sur”.

“Intensos combates”

Sin embargo, el ejército ucraniano desmintió este viernes la pérdida de la ciudad de Soledar, y afirmó que continúan los combates.

Humo se eleva durante los combates entre las fuerzas ucranianas y rusas en Soledar, región de Donetsk, Ucrania
Humo se eleva durante los combates entre las fuerzas ucranianas y rusas en Soledar, región de Donetsk, Ucrania - Créditos: @Libkos

“Sigue habiendo intensos combates en Soledar”, indicó a la televisión ucraniana el portavoz del mando oriental del ejército de Ucrania, Serguii Cherevaty. “Las fuerzas armadas ucranianas mantienen la situación bajo control en condiciones difíciles”, añadió.

En una publicación en Telegram el viernes, la viceministra ucraniana de Defensa, Hanna Maliar, afirmó que Moscú “ha enviado a casi todas (sus) principales fuerzas” para asegurarse la victoria en el este e indicó que los combatientes ucranianos “están tratando valientemente de mantener la defensa”.

“Esta es una etapa difícil de la guerra, pero ganaremos. No hay duda”, agregó Maliar.

Por su parte, el Instituto para el Estudio de la Guerra, un centro de estudios con sede en Washington, indicó que la conquista de Soledar por parte de Moscú “no es un avance operacionalmente significativo y es poco probable que presagie un inminente cerco ruso en Bakhmut”.

Las comunicaciones del Kremlin han “sobredimensionado la importancia de Soledar”, que es un pequeño asentamiento, apuntó el instituto, que añadió que la larga y complicada batalla ha contribuido al agotamiento de las fuerzas rusas.

Este contenido no está disponible debido a tus preferencias de privacidad.
Actualiza tu configuración aquí para verlo.

Pero más allá de la relevancia estratégica, la toma por Rusia de Soledar, que antes de la guerra tenía una población de poco más de 10.000 habitantes, supondría un raro éxito para las tropas de Moscú tras las retiradas en el norte, noreste y sur el año pasado.

Además, el grupo de mercenarios rusos Wagner ha desempeñado un papel destacado en la ofensiva y su jefe, Yevgeny Prigozhin, podría utilizar la toma de la ciudad para pulir las credenciales de su organización en Rusia.

Sal y yeso

Soledar también alberga minas de sal propiedad de la empresa estatal Artemsil, que dominó el mercado ucraniano hasta que interrumpió la producción unos meses después de la invasión rusa. La empresa ha producido más de 280 millones de toneladas de sal desde su fundación a finales del siglo XIX. Las minas alcanzan una profundidad de 200-300 metros y tienen túneles con una longitud total de 300 kilómetros, según un sitio web turístico local.

La empresa fue considerada en su día una de las mayores de Europa del Este y exportaba sal a 20 países. En una ocasión se hizo volar un globo aerostático por el interior de una de las minas para demostrar su profundidad.

Las minas de sal podrían constituir un activo comercial lucrativo y utilizarse también para almacenar municiones y armas fuera del alcance de los misiles ucranianos.

Un funcionario estadounidense dijo la semana pasada que Prigozhin estaba interesado en hacerse con el control de la sal y el yeso de las minas cercanas a Bakhmut. El propio Prigozhin ha hablado de las “ciudades subterráneas” de Bakhmut, afirmando que pueden albergar tropas y tanques.

Agencias AFP, AP y Reuters