A Fernando Alonso le sale caro jugársela a una sola carta en Monza

·3  min de lectura
Fernando Alonso no ha hecho una buena Q3 y esto le ha impedido salir en las dos primeras filas del GP de Italia (Photo by David Davies/PA Images via Getty Images)
Fernando Alonso no ha hecho una buena Q3 y esto le ha impedido salir en las dos primeras filas del GP de Italia (Photo by David Davies/PA Images via Getty Images)

Fernando Alonso tenía muchas más posibilidades de salir en primera fila en el Gran Premio de Italia de Fórmula 1 de las que creemos. No obstante, con todo el trabajo prácticamente hecho, el piloto asturiano ha firmado una de las peores Q3 que se le recuerdan y se ha escapado una oportunidad de oro para volver a arrancar en posiciones de podio, algo que en circunstancias normales no está entre sus opciones.

Realmente, el español ha firmado dos intentos en el último tramo de clasificación, pero el primero ha abortado porque se ha ido largo y ha perdido un par de décimas y ha decidido entrar a boxes para no malgastar el neumático. Entonces a Alonso solo le quedaba una sola bala en la recámara. Una bala que ha terminado por tener la pólvora mojada. Su tiempo le servía para colocarse detrás de Lando Norris pero la FIA se ha percatado que el del Alpine se ha salido de los límites en la curva siete y, por lo tanto, le han anulado la vuelta.

El resultado ha terminado siendo un décimo que se convierte en un séptimo para la posición de la carrera del domingo gracias a la cantidad de sanciones que reciben pilotos de delante como Lewis Hamilton o Carlos Sainz. El problema es que en los últimos entrenamientos libres, pocas horas antes de la clasificación, Alonso ha conseguido ser quinto y esto lo colocaba en una hipotética segunda posición si podía repetir el resultado en la clasificación posterior.

Además, si por algo destaca el Alpine es por la buena potencia que ofrece y Monza no se llama el templo de la velocidad porque sí. En el mítico trazado transalpino lo que importa más es la prestación del motor, así que había motivos de sobra para ser optimistas. Sin embargo, con este “desastre de Q3”-palabras textuales de Fernando- por delante se han puesto contrincantes con los que no contábamos como Daniel Ricciardo y Pierre Gasly por delante.

A toro pasado es más fácil decirlo pero visto el resultado no hubiese sido malo decidir sancionar en este fin de semana como sí ha hecho Esteban Ocon. De hecho, el propio Alonso también lo ha admitido. El equipo francés defiende si se penalizan a ambos el ritmo de carrera queda muy perjudicado y la lucha por la cuarta posición con McLaren no admite tregua, por muy bien encarado que esté a favor de los galos.

Nadie niega que la carrera será un poco a la defensiva. El podio en carrera era una quimera pero salir más adelante hubiese sido mucho más favorecedor para volver a sumar puntos jugosos. Se puede a atacar a los McLaren y al AlphaTauri de Gasly pero a partir de aquí tocará mirar el retrovisor. Pérez, Sainz y Hamilton tienen ritmo de sobras para poder alcanzarle. Pero ya hemos visto en varias ocasiones como se las gasta el bicampeón cuando toca defender su posición con uñas y dientes.

Otras historias que te pueden interesar: