Anuncios

¿Qué es el fenómeno climático de La Niña?

(CNN Español) -- El actual fenómeno climático de El Niño es uno de los más fuertes de los que se tiene registro, lo cual ha aumentado las probabilidades de que se desarrolle La Niña en los próximos meses.

A continuación, te explicamos de qué se trata este fenómeno del clima.

¿Qué es La Niña?

Para entender este fenómeno, primero tenemos que remitirnos a El Niño Oscilación del Sur (ENOS), que es "un ciclo oceánico-atmosférico con desarrollo en aguas del océano Pacífico" tropical, de acuerdo con el Sistema Meteorológico Nacional (SMN) de México.

Según el SMN, este ciclo consta de dos fases: El Niño (fase cálida) y La Niña (fase fría).

Ahora puedes seguirnos en WhatsApp Channel

Por un lado, El Niño es un fenómeno climático natural en el océano Pacífico tropical que trae temperaturas de la superficie del mar más cálidas que el promedio y tiene una gran influencia en el clima en todo el mundo.

El fenómeno de El Niño ocurre cada dos a siete años en intensidad variable, y las aguas del Pacífico oriental pueden estar hasta 4 grados Celsius más cálidas de lo normal.

¿Qué es el fenómeno El Niño, por qué ocurre y qué efectos puede producir?

En tanto, La Niña suele producir patrones meteorológicos opuestos a los de El Niño.

Lo anterior significa que La Niña trae consigo condiciones más frías que el promedio en el Pacífico oriental tropical, además de otros cambios meteorológicos, como la disminución de la cizalladura del viento en el Atlántico, que facilita la formación de tormentas.

Por ende, La Niña suele amplificar la temporada de huracanes en el Atlántico, pero ¿por qué? Precisamente, el punto de la cizalladura del viento es clave.

Los ciclones tropicales necesitan varios factores atmosféricos para formarse, pero uno de los más importantes son los bajos niveles de cizalladura del viento; es decir, vientos de nivel superior que, si son fuertes, pueden desgarrar las tormentas o incluso impedir que se formen. La cizalladura del viento en el Atlántico suele disminuir durante La Niña. Esto propicia la formación de más tormentas, su fortalecimiento y su posible impacto en tierra.

Sumado a las condiciones que genera La Niña, las temperaturas oceánicas de este año empezaron aún más cálidas que las del año pasado, incluso en el Atlántico, lo que podría preparar el terreno para una peligrosa temporada de huracanes.

Como se puede observar en la imagen, el fenómeno de La Niña trae condiciones "secas y cálidas" a las aguas del Atlántico, lo que impulsa la formación de ciclones tropicales. (Crédito: Centro de Predicción del Clima)

A comienzos de febrero, los meteorólogos emitieron una alerta de La Niña, lo que significa que las condiciones son favorables para que se forme el fenómeno en los próximos seis meses.

Hay un 55% de probabilidades de que este fenómeno se desarrolle de junio a agosto y un 77% de probabilidades de que sea de septiembre a noviembre, dijo a CNN Michelle L'Heureux, climatóloga del Centro de Predicción del Clima.

El Centro prevé que esta transición ocurra durante los meses de verano boreal, con condiciones de La Niña cada vez más probables hasta el otoño.

La temporada de huracanes en el Atlántico suele abarcar de junio a noviembre, así que, de cumplirse las probabilidades, los efectos de dicho fenómeno llegarían durante este lapso.

"Si no queremos una temporada de huracanes activa, necesitaríamos que La Niña esperara lo máximo posible para empezar", dijo a CNN Brian McNoldy, investigador científico de la Universidad de Miami.

Con información de Mary Gilbert, Brandon Miller, Nick Thompson y Jennifer Gray, de CNN.