Anuncios

¿Qué hace feliz a la gente? Legisladores de California quieren descubrirlo

SACRAMENTO, California (AP) — Al parlamentario de California Anthony Rendon le gusta pasar su tiempo libre lejos del Capitolio de Sacramento con su hija de 4 años en su casa de Los Ángeles. El fin de semana pasado la llevó a patinar sobre hielo y a un parque infantil cubierto, y después le dejó tomar un donut cuando ella aceptó ir montada en su patinete hasta la tienda.

“Esas son las cosas que me hacen feliz”, dijo esta semana en una entrevista ante el edificio de la Asamblea, donde ha sido parlamentario durante una docena de años.

Ahora Rendon, demócrata y que ha sido uno de los presidentes de la Asamblea que más tiempo ocuparon el cargo en la historia del estado, está dedicando su último año en el puesto a hacer de la felicidad algo más central en la labor legislativa. Ha creado el primer grupo del país para analizar el tema, llamado Comité Selecto sobre Felicidad y Resultados de Política Pública, que celebró su primera sesión pública esta semana.

Sería una “tontería” que los legisladores no estudiaran cómo pueden hacer a la gente más feliz, dijo Rendon.

“Porque si hacemos que todo el mundo tenga ropa, todo el mundo tenga un techo, todo el mundo tenga un empleo y se sienten miserables, entonces hemos fracasado en lo que intentamos hacer”, dijo, añadiendo que los legisladores deberían pensar en la felicidad como una prioridad a la hora de redactar leyes.

En California, tres cuartos de los adultos dicen ser “muy” o “bastante” felices, mientras que el 26% se describen como “no demasiado” felices, según un sondeo de septiembre de 2023 del Instituto de Política Pública de California. Los adultos de entre 18 y 34 años que son arrendatarios, los que no tienen un título de educación superior y los californianos cuyos hogares ingresan 40.000 dólares o menos al año tienden a ser menos felices que los demás.

California está abriendo camino en Estados Unidos. Al menos 12 legislaturas estatales del país tienen comités centrados en salud mental y problemas de drogodependencia, pero ninguna otra cámara estatal tiene un comité dedicado a la felicidad, según la Conferencia Nacional de Legislaturas Estatales.

Pero la idea de considerar la felicidad en la política pública tiene precedentes: Bután, un país sin acceso al mar en el sur de Asia, prioriza la felicidad como objetivo en sus políticas públicas, medido a través de un criterio incluido en su Constitución y llamado el Índice de Felicidad Nacional Bruta. El país hace encuestas a los residentes sobre su nivel de felicidad y las autoridades trabajan para incrementarlo ofreciendo sanidad y educación gratuita, protegiendo las tradiciones culturales y preservando los bosques, dijo Phuntsho Norbu, cónsul general del Reino de Bután en Estados Unidos.

El gobierno no puede hacer feliz a todo el mundo, señaló Norbu, pero debe “crear las condiciones adecuadas que permitan a la gente buscar la felicidad”.

Los legisladores del nuevo comité de California escucharon esta semana a varios expertos sobre las cosas que hacen feliz a la gente, qué pueden hacer los funcionarios públicos para ayudar y qué papel pueden jugar el gobierno local y estatal. El comité no ha presentado soluciones aún, pero tiene previsto presentar un reporte con sus hallazgos cuando termine el curso parlamentario a final de agosto, indicó Katie Talbot, vocera de Rendon.

La asambleísta Pilar Schiavo, demócrata que representa a San Fernando Valley en el condado Los Ángeles, confía en que el trabajo del comité pueda abordar la mala salud mental entre los jóvenes californianos, que su hija de 11 años le ha dicho es un gran problema en su clase de la escuela.

“Lo que tenemos entre manos ahora mismo es una auténtica crisis”, dijo Schiavo. “Esto llega al corazón de esa crisis”.

Los estudios demuestran que las actividades recreativas, las relaciones sociales y las circunstancias vitales contribuyen a la felicidad de una persona, dijo Meliksah Demir, profesor de felicidad en la Universidad Estatal de California, Sacramento. Las autoridades públicas pueden trabajar en mejorar la felicidad invirtiendo en recursos de salud mental, haciendo que haya más espacios verdes accesibles y enseñando el auténtico valor de la felicidad en las escuelas desde los primeros cursos, dijo Demir.

La felicidad tiene amplios beneficios, como aumentar las probabilidades que la gente vote, sea creativa y esté más sana, señaló.

El sondeo de septiembre del Instituto de Política Pública de California mostró que el 33% de los adultos en total dijo estar satisfecho con su trabajo, el 31% dijo que estaba muy satisfecho con sus actividades de ocio y el 44% dijo estar muy satisfecho con su vivienda.

El nivel de felicidad de los californianos bajó durante la pandemia, pero los expertos aún están investigando el declive, dijo Mark Baldassare, director de sondeos del grupo.

California, que suele encabezar a otros estados en cuestiones como política climática y derechos civiles, está por detrás de muchos otros lugares del mundo a la hora de priorizar la felicidad en su labor legislativa, dijo Rendon. Él dijo que parte de la inspiración para crear el comité de felicidad provenía de un reporte sobre la felicidad que publica cada año la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

El reporte del año pasado mostró que la percepción de la gente sobre la eficacia del gobierno —lo que incluye cómo de bien recauda dinero, presta servicios y evita una guerra civil— puede influir en su felicidad. Estados Unidos estaba en el puesto 15to de felicidad global, según una media de tres años entre 2020 y 2022, indicó el reporte. Los mejor posicionados eran países nórdicos como Finlandia e Islandia, que lideraba la lista.

La decisión de Rendon de crear el comité de felicidad está alineado con su estrategia de hacer política estatal centrada en cuestiones sociales “de visión general”, indicó la veterana cabildera de cuestiones laborales Kristina Bas Hamilton. La gente tiene diferentes perspectivas sobre la implicación del gobierno en sus vidas, señaló, pero la creación del comité evoca el objetivo definitivo del gobierno.

“El papel del gobierno es proveer para su gente”, dijo Bas Hamilton. “El objetivo es tener ciudadanos felices. Ése es el objetivo de toda política pública”.

___

Austin forma parte de la Statehouse News Initiative de The Associated Press/Report for America. Report for America es un programa nacional sin fines de lucro que sitúa periodistas en redacciones locales para cubrir temas poco cubiertos. Austin está en X, antes Twitter, como @sophieadanna