Federales desarticulan red de camioneros en Miami acusados de robar carne de cerdo

MIAMI HERALD STAFF

Las autoridades federales tuvieron los ojos puestos en los tres camiones-remolque durante miles de millas.

No eran sospechosos de transportar drogas o algún otro tipo de contrabando.

Los camiones estaban cargados con carne calidad USDA, toneladas de carne de cerdo, del tipo que los habitantes del sur de la Florida devoran mientras cenan lechón, medianoches y costillas a la barbacoa.

En el centro de la presunta red de robo de carne que se extiende desde Omaha hasta Miami hay tres hombres de Miami arrestados a finales de octubre acusados de robar carne de cerdo por valor de $550,000 del corazón de Estados Unidos y de transportar las cargas al sur de la Florida, según los registros judiciales.

Los tres acusados —Yoslany Levya del Sol, de Hialeah; Ledier Machin Andino, de Miami, y Delvis Lara Fuentes, de Miami Gardens— fueron liberados bajo fianza y enfrentan la lectura de cargos a finales de este mes. Sus abogados defensores no respondieron de inmediato a solicitudes de declaraciones.

Los agentes de Investigaciones de Seguridad Interior dijeron en un comunicado de prensa que los tres hombres del sur de la Florida dirigían una “empresa criminal organizada muy sofisticada” que tenía como objetivo las plantas de procesamiento de carne de res y de cerdo en Nebraska, Iowa, Minnesota, Dakota del Sur, Dakota del Norte y Wisconsin.

En total, según los agentes del HSI, los tres acusado podrían estar relacionados con hasta 45 robos de productos cárnicos por valor de $9 millones en todo el centro de Estados Unidos.

La investigación interestatal se inició a finales de junio, cuando los investigadores vincularon a los tres hombres de Miami-Dade con el robo de dos remolques de tractores llenos de carne de vacuno por valor de unos $400,000 en el Condado Lancaster, en Nebraska, según una denuncia penal y una declaración jurada presentadas en el tribunal federal de Miami.

“Cuando las fuerzas del orden recuperaron los remolques, estaban vacíos”, dice la declaración jurada de Investigaciones de Seguridad Interior.

La Policía del Condado Lancaster, en Nebraska, realizó una “revisión de torres” de telefonía móvil y descubrió que los tres hombres del sur de la Florida habían realizado docenas de llamadas en la zona donde se produjeron los robos de los remolques y que todos ellos tenían permisos de conducir comerciales A que les permitían conducir remolques, dice la declaración jurada. La videovigilancia también situó a los tres hombres en un patio de camiones en Nebraska en el momento del robo de remolques.

La Policía obtuvo órdenes de registro de las actividades de los teléfonos móviles de los tres hombres y siguió rastreando sus movimientos durante el verano y el otoño.

A mediados de octubre, los investigadores localizaron a los tres hombres en Tennessee, donde Fuentes conducía una rastra Peterbilt 389 de 2012, sin remolque; Del Sol conducía una rastra Peterbilt de 2007, sin remolque, y Andino conducía una rastra Kenworth T660 de 2009, con remolque. Todos los camiones estaban inscritos en la Florida, dice la declaración jurada.

Los investigadores colocaron dispositivos GPS en dos de los camiones en Des Moines, Iowa, donde se sospechaba que los hombres estaban revisando remolques en un patio de camiones, dice la declaración jurada. Más tarde se les vio haciendo lo mismo en Sioux Falls, Dakota del Sur, donde se denunció el robo de un remolque cargado de jamón por valor de $40,000.

Su siguiente parada fue Worthington, Minnesota, donde se denunció el robo de dos rastras con remolques y tres gatos eléctricos para pallets, según la declaración jurada. Cada remolque contenía 22 cargas de carne de cerdo por valor de $150,000.

El 16 de octubre, según los investigadores, el rastreo por GPS mostró que los tres hombres salieron de Minnesota en sus vehículos cargados de carne de cerdo y se dirigieron a Miami.

Los agentes federales, con la ayuda de agentes de patrullas de carreteras, continuaron siguiendo sus movimientos. Los patrulleros detuvieron el camión de Fuentes en Tennessee y este les permitió inspeccionar su carga. Sospecharon que su documento de embarque de carne de cerdo era “falsificado” y que parecía “visiblemente nervioso” durante el interrogatorio, según la declaración jurada.

Andino y Del Sol fueron detenidos más tarde por agentes de patrulla, que también sospecharon que sus documentos de embarque para el transporte de carne de cerdo eran falsos, según la declaración jurada.

Los tres hombres fueron arrestados y sus remolques fueron incautados y llevados a la oficina regional de Investigaciones de Seguridad Interior en Doral.

Sin embargo, los cargamentos de carne de cerdo supuestamente robados no pudieron ser recuperados por razones de salud pública, según las autoridades.