Anuncios

Febrero probablemente sea el más cálido jamás registrado en medio del cambio climático

FOTO DE ARCHIVO: Una mujer pasa junto a un árbol de Jacaranda en la Plaza Cibeles en Ciudad de México

Por Jake Spring

29 feb (Reuters) - El mundo probablemente registró el mes de febrero más cálido de su historia, ya que las condiciones primaverales en el hemisferio norte provocaron la floración temprana desde Japón a México, dejaron las pistas de esquí sin nieve en Europa y elevaron las temperaturas hasta los 100 grados Fahrenheit (38 Celsius) en Texas.

Aunque los datos aún no se han cerrado, tres científicos dijeron a Reuters que febrero va camino de tener la temperatura promedio mundial más alta jamás registrada en ese mes, gracias al cambio climático y al calentamiento del Océano Pacífico oriental conocido como El Niño.

De confirmarse, sería el noveno récord mensual consecutivo de temperatura que se bate, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por su sigla en inglés) de Estados Unidos. La NOAA publicará las cifras definitivas de febrero hacia el 14 de marzo, según su oficina de prensa.

En el hemisferio norte, las temperaturas récord significan que "la primavera llega antes", según declaró la semana pasada Karin Gleason, científica atmosférica de la NOAA.

"Ayer estuve en la parte oriental de Carolina del Norte y vi algunos árboles en plena floración, con flores por todas partes, y pensé: estamos en febrero. Esto me parece muy raro".

En Tokio también se tomaron fotos de cerezos rosas que florecieron un mes antes de lo habitual, mientras que las jacarandas, que normalmente florecen a finales de marzo, han llenado Ciudad de México de capullos morados desde enero.

Al derretirse la nieve en Europa este mes, las pistas de esquí se convirtieron en barro y quedaron inactivas en Bosnia e Italia, mientras que una estación francesa rebautizó sus pistas como destino de senderismo y ciclismo.

En Estados Unidos, las temperaturas superaron los 40 grados Fahrenheit (22 grados Celsius) esta semana, y la ciudad de Killeen, Texas, estableció un récord de 100 grados Fahrenheit (38 grados Celsius).

Según Anders Levermann, físico del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, el calor añadido por el calentamiento global causa estragos en los sistemas planetarios, contribuye a derretir los glaciares de los polos y las montañas, eleva el nivel del mar y provoca fenómenos meteorológicos extremos.

Las altas temperaturas récord del verano en el hemisferio sur suelen provocar un aumento de las muertes relacionadas con el calor, según Jane Baldwin, científica atmosférica de la Universidad de California en Irvine.

"El calor es un asesino silencioso sustancial", afirmó.

Las olas de calor han afectado este mes a Argentina, Perú, Brasil y Chile, y las condiciones de calor y sequedad han contribuido también a que los incendios forestales cerca de Santiago causaran la muerte de al menos 133 personas.

Gleason dijo que se espera que El Niño se disipe a mediados de 2024 y podría cambiar rápidamente a La Niña -un enfriamiento en el Pacífico Oriental- que podría ayudar a romper la racha de calor hacia el final del año.

Aun así, la NOAA prevé que hay un 22% de probabilidades de que 2024 supere el récord de 2023 como año más caluroso, y un 99% de que se sitúe entre los cinco primeros, según Gleason.

(Reporte de Jake Spring; Editado en Español por Ricardo Figueroa)