Anuncios

El FC Dallas, la sensación de la MLS, un proyecto con núcleo español

Málaga, 9 feb (EFE).- El FC Dallas, que milita en la Conferencia Oeste de la Major League Soccer (MLS), primera división del fútbol estadounidense), prepara en Marbella (Málaga) la nueva temporada bajo la dirección del cuerpo técnico que encabeza el entrenador valenciano Nico Estévez, que estima que ha logrado obtener "el máximo rendimiento" de su platilla.

Javi Cabello, entrenador asistente, Miguel Villagrasa, preparador físico, y el central José Antonio Martínez completan el núcleo de españoles que están logrando crear un equipo competitivo, que ha pasado de ser antepenúltimo en 2021 a acabar tercero en la campaña 2022.

La fórmula del éxito ha sido mezclar las características físicas y la verticalidad típica del fútbol estadounidense junto con los conceptos tácticos del fútbol español que ha implantado Nico Estévez, extécnico del Valencia en la temporada 2013/14, cuando dirigió al equipo de su tierra en dos partidos como interino tras la destitución de Miroslav Djukic.

El valenciano aterrizó en Estados Unidos después de aquella temporada, en el año 2014, y pasó de coordinar las categorías inferiores del Columbus Crew a ser segundo entrenador de la selección de Estados Unidosy, desde diciembre de 2021, el líder del vestuario del Dallas y uno de los candidatos a mejor entrenador del año 2022 de la MLS.

Con él, el FC Dallas ha logrado ser un equipo “más compacto”, el menos goleado de su conferencia y uno de los que más presiona arriba: “Nos gusta salir jugando y también hacemos mucho daño en transiciones ofensivas: esa combinación nos ha dado el máximo rendimiento con los jugadores que tenemos”, explicó Estévez.

Actualmente hay diez jugadores españoles en la MLS, donde existe “mucho respeto y admiración” por el fútbol del país, porque “cuando los ven jugar valoran mucho sus tácticas y modelos, y luego el futbolista español está considerado a un nivel muy alto”, reconoció el entrenador valenciano.

Desde la lejanía, Estévez sigue “siempre” la actualidad y los partidos de su Valencia, además de otros partidos de competiciones europeas, y lo hace “preocupado por cómo han ido sus resultados”.

Sobre la destitución de Gennaro Gattuso, consideró que ha sido “una lástima que no haya funcionado", porque de un encuentro que mantuvieron las pasadas Navidades dedujo que era "una persona top y un técnico con unas ideas muy claras”, así que le deseó “lo mejor”.

Estévez no cierra la puerta a volver al fútbol en que se formó: “Si llaman desde España en un futuro, es algo que analizaría con gusto”, dijo, aunque sabe que está en un momento de dulce en Dallas, pues su familia y él están “muy a gusto” en la MLS.

JOSÉ ANTONIO MARTÍNEZ Y UNA NUEVA OPORTUNIDAD

Un jugador indiscutible para Estévez en la defensa es el central zurdo José Antonio Martínez (29 años, La Palma del Condado, Huelva), que jugó anteriormente en el Granada, donde ascendió a Primera el primer año y se clasificó para la Europa League en la campaña 2019/20.

Antes había pasado por las canteras del Sevilla y del Barcelona, pero tras su etapa en Granada marchó a Eibar, donde perdió "la ilusión” porque estuvo sin jugar seis meses y necesitaba una motivación al estar "muy desilusionado” en España.

“Lo vi como una oportunidad única: vivir en Estados Unidos y poder jugar en un club que había estado en unas semifinales de Conferencia en el año anterior. Me motivaba muchísimo el proyecto”, señaló.

Con todo, admitió que el primer año fue “duro” mentalmente porque le pilló en plena pandemia y le costó adaptarse al cambio de vida y al choque cultural, sobre todo al tener a su familia lejos y estar “diez meses viviendo solo en una ciudad con un ritmo de vida muy diferente”.

El segundo año fue el del asentamiento y la comodidad. Martínez se afianzó como titular (33 partidos) y el equipo empezó a funcionar desde un bloque defensivo férreo que combinaban con el juego en transición, la fórmula que les ha llevado a unos cuartos de final de Play Off en la MLS.

Ahora, en Marbella, están “reforzando las uniones que se pueden crear” en el equipo, un Dallas donde continúa la mayoría de la plantilla del año pasado: “Estamos solidificando nuestras relaciones. Tuvimos un test exigente contra un equipo europeo (Mälmo) y empezamos a coger sensaciones de competir”.

“Estamos con confianza para la nueva temporada”, aseguró el jugador onubense, que sitúa como factor clave el papel de su entrenador “de conocer la cultura americana e integrar el modelo europeo”.

El equipo de Dallas se está haciendo un hueco en la cultura deportiva de su gente a base de victorias con acento español, aunque le sea complicado competir con los Dallas Cowboys de la NFL y los Dallas Mavericks de Luka Doncic y ahora también de Kyrie Irving en la NBA.

(c) Agencia EFE