Familia del peruano trans que falleció en Bali denuncia a la Policía de Indonesia

·2  min de lectura

Lima, 29 ago (EFE).- Los familiares del ciudadano peruano Rodrigo Ventocilla, un joven trans que falleció en Bali bajo custodia de la policía, denunciaron a los miembros de la Policía por torturas y al jefe de la sección consular de la embajada de Perú en Indonesia por omisión, informó a Efe este lunes Ronald Gamarra, abogado de la familia.

"La familia presentó ante el fiscal superior coordinador de las fiscalías penales supraprovinciales especializadas en derechos humanos una denuncia por la comisión del delito de tortura contra los miembros de la policía de Bali (autoría directa) y contra Julio Tenorio Pereyra -jefe de la sección consular de la embajada de Perú en Indonesia- (autor, por comisión por omisión)", explicó Gamarra.

En otro mensaje enviado a Efe, detalló que "la ley penal peruana se aplica -además de todo hecho cometido en territorio de la República- a todo delito cometido en el extranjero cuando Perú está obligado a reprimirlo conforme a los tratados internacionales".

"El delito de tortura es uno de ellos", subrayó.

En los primeros días de agosto, Ventocilla y su esposo, Sebastián Marallano, arribaron a Bali para disfrutar de su luna de miel, pero fueron detenidos por supuesta posesión de drogas y, días después, en circunstancias no esclarecidas, Ventocilla falleció en un hospital.

Tras conocerse la noticia, el Ministerio de Relaciones Exteriores peruano emitió un comunicado que generó una polémica en el país andino, puesto que, en él, aseguró haber brindado asistencia consular y seguimiento al caso.

También negó que la detención de la pareja respondiera a actos de discriminación racial y transfobia, tal y como adujeron activistas del país andino, si bien no aclararon las razones por las que hacían esa afirmación.

El pronunciamiento de la Cancillería atizó la polémica y fue calificado de "ofensa" por las organizaciones defensoras de los derechos de la comunidad LGTBI+, quienes ahora reclaman un proceso que determine a los responsables de lo ocurrido.

Decenas de activistas LGTBI+ protestaron este viernes ante la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores de Lima para exigir una investigación exhaustiva sobre la muerte de Ventocilla.

"Manifestamos nuestro repudio y rechazo al comunicado de la Cancillería, que ha sido una ofensa contra las familias y deudos porque toma la posición del Gobierno de Indonesia, desconoce el testimonio de Sebastián y las familias", señaló una de las manifestantes, Luzmo Enriquez, quien fue testigo en el matrimonio de la pareja.

(c) Agencia EFE