El atacante en la base de Florida disparaba a través de las puertas, según un herido

Agencia EFE

Miami, 7 dic (EFE).- Uno de los heridos en el tiroteo desatado el viernes en una base aeronaval de Florida por un militar saudí que mató a tres personas y luego murió por disparos de la Policía afirmó este sábado que el atacante disparó a través de la puerta de las oficinas del edificio sin entrar en ellas.

Ryan Blackwell, que se encuentra en la unidad de cuidados intensivos del hospital Baptist de Pensacola y trabaja en la Estación Aeronaval (NAS) de la ciudad, aportó este sábado alguna información sobre lo sucedido el viernes en esa instalación militar, en contraste con el silencio de las autoridades.

El FBI (policía de investigaciones) está a cargo de la investigación sobre el tiroteo perpetrado por un segundo teniente de la Fuerza Aérea saudí, identificado por funcionarios anónimos a distintos medios como Mohammed Saeed Alshamrani.

Hasta ahora no ha sido calificado oficialmente como un atentado terrorista, pero los medios nacionales y locales han publicado informaciones que apuntan a que el segundo teniente saudí podría estar radicalizado.

Royal Saudi Air Force 2nd Lieutenant Mohammed Saeed Alshamrani, airman accused of killing three people at a U.S. Navy base in Pensacola, Florida, is seen in an undated military identification card photo released by the Federal Bureau of Investigation December 7, 2019. FBI/Handout via REUTERS. THIS IMAGE HAS BEEN SUPPLIED BY A THIRD PARTY. THIS PICTURE WAS PROCESSED BY REUTERS TO ENHANCE QUALITY. AN UNPROCESSED VERSION HAS BEEN PROVIDED SEPARATELY.

Las autoridades investigan si algunos mensajes aparecidos en la redes en su nombre en los que dice que Estados Unidos es una nación perteneciente al "demonio" y critica el apoyo a Israel son auténticos.

Otras informaciones de funcionarios no identificados señalan que el atacante vio videos de tiroteos masivos justo antes de empezar a disparar en la base y que hay seis saudíes detenidos para ser interrogados.

Las autoridades callan y solo testimonios como el de Blackwell o el de la familia de un joven de 23 años graduado recientemente en la Academia Naval y fallecido en el tiroteo aportan alguna luz sobre lo que ocurrió puertas adentro de la base el viernes por la mañana.

Según la web del Pensacola News Journal, Blackwell, de 27 años e integrante de la Armada, estaba junto a dos compañeros de trabajo en una oficina donde se preparan los documentos de los estudiantes extranjeros que reciben formación en la base cuando escucharon ruido de disparos, cerraron la puerta y se pusieron a cubierto.

"No entró, disparó a través de la puerta" de la oficina e hirió a los tres que estaban dentro. Blackwell fue impactado en un brazo y en la pelvis y, tras hacerse un torniquete con su cinturón en el brazo que sangraba, solo pensó en escapar de allí.

"Sentía la adrenalina subir", dijo el marino, quien junto a sus compañeros salió del edificio y los tres fueron llevados en un camión de la base hasta un vehículo de policía y luego al hospital.

Blackwell afirmó que no sabe cuánto tiempo duraron los disparos. Quizás 20 minutos, aventuró.

Por su trabajo relacionado con los estudiantes extranjeros de la base, conoció al atacante, pero dijo no saber nada de él.

Antes que Blackwell, la familia de Joshua Kaleb Watson, una de las tres víctimas mortales del tiroteo, publicó su nombre e informó que el joven de 23 años murió como "un héroe", pues ayudó a salvar la vida de otros.

Watson, quien se había graduado recientemente en la Academia Naval, fue alcanzado por varios disparos, cinco según su padre, Benjamin Watson, pero logró salir del edificio donde estalló el tiroteo y alertó al "primer equipo de salvamento llegado allí dónde estaba el atacante", según escribió su hermano Adam en las redes sociales.

"Esos detalles fueron muy valiosos", subrayó Adam Watson, quien no dudo en calificar a su hermano como un "héroe", pues "con su vida" salvó la de "otros muchos".

Watson es el primero de los muertos en el tiroteo que es identificado, aunque no lo han hecho las autoridades sino su propia familia.

Ocho personas fueron hospitalizadas por heridas sufridas en el tiroteo, incluidos dos miembros de la oficina del alguacil de Escambia, de los cuales uno recibió el alta este sábado.

Un integrante de esa oficina fue quien neutralizó al atacanre, según informó el alguacil de Escamba, David Miorgan.

El acceso a la Estación Aeronaval de Pensacola sigue cerrado, salvo para el personal esencial para su funcionamiento, según un comunicado de las autoridades.

Según informó este viernes un portavoz de la Armada, es común el entrenamiento de extranjeros en bases estadounidenses y actualmente hay por lo menos unos 200 estudiantes internacionales en la de Pensacola.

(c) Agencia EFE