Anuncios

La falta de fondos obliga al cierre de un centro para migrantes y cientos quedan en las calles

Mientras que a las autoridades de San Diego, California, les preocupa que la situación degenere, grupos de activistas transportaban a los indocumentados hasta terminales de autobuses y aeropuertos para evitar que se quedaran en las calles.