Anuncios

Tres fallecidos y 4.300 damnificados por las intensas lluvias en el centro-sur de Chile

Santiago de Chile, 22 ago (EFE).- Las intensas lluvias que desde el fin de semana afectan la zona centro-sur de Chile han dejado hasta ahora tres personas fallecidas, casi 4.300 damnificadas, más de 850 albergadas y más de 34.000 aisladas en las distintas regiones afectadas, según indicó este martes la ministra de Interior, Carolina Tohá.

La tercera víctima del temporal es una persona de 86 años que habría caído a un río en la región de Ñuble, unos 400 kilómetros al sur de la Región Metropolitana, donde se encuentra la capital, y se suma a la muerte de un bombero y de un conductor.

“Hoy debieran bajar las lluvias, la intensidad es mucho menor, sin embargo, como estas precipitaciones están aconteciendo encima de otras de los días previos, igualmente pueden causar una gran afectación”, señaló Tohá.

Aunque las previsiones meteorológicas apuntan a una disminución de las precipitaciones, también advierten la llegada de vientos de hasta 80 kilómetros por hora.

Ante un escenario que el Gobierno prevé complejo, el Ministerio de Educación ha suspendido las clases de más de 900 centros escolares municipales en 60 municipios de las regiones de O’Higgins, Maule, Ñuble y Biobío, todas ellas ubicadas en la zona centro-sur del país.

El presidente, Gabriel Boric, instruyó ayer la declaración de Estado Constitucional de Catástrofe tras encabezar el Comité de Crisis en la Región del Maule, una de las más afectadas.

"Esto permite una mayor facilidad y fluidez de los recursos, teniendo todos los resguardos necesarios”, expresó el mandatario, que también anunció la entrega de una ayuda para los agricultores y otra para "las familias más afectadas".

Este es el segundo episodio de intensas precipitaciones que deja el invierno austral en la zona centro-sur del país tras el ocurrido a finales de junio, que dejó miles de afectados.

En opinión de los expertos, son –en parte– consecuencia de los efectos del fenómeno de El Niño que vuelve con una fuerza histórica y sin precedentes.

(c) Agencia EFE