Falleció el dirigente mendocino que impulsó la “buena muerte” y quieren que la ley lleve su nombre

·4  min de lectura
Daniel Ostropolsky, junto con Alfredo Cornejo y Jimena Latorre, en noviembre del 2021, durante la presentación del proyecto de "buena muerte".
Daniel Ostropolsky, junto con Alfredo Cornejo y Jimena Latorre, en noviembre del 2021, durante la presentación del proyecto de "buena muerte".

MENDOZA.- Daniel Eduardo Ostropolsky, el reconocido político radical y jurista mendocino que sufría Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), la misma afección que padece Esteban Bullrich, murió a los 73 años, pero dejó un legado en defensa de la “muerte digna” para los pacientes de extrema gravedad.

Por eso, desde el centenario partido, mientras lo despiden con dolor, buscan que las iniciativas sobre la eutanasia que se debaten en el Congreso, entre las que se encuentra la de “la buena muerte”, uno de los principales proyectos impulsados por el abogado fallecido, finalmente se unifiquen y la ley lleve su nombre.

De hecho, hay expectativas de que se reanude el debate, ya que desde hace meses que se encuentra en stand by. El deceso del histórico referente del radicalismo provincial, con dilatada trayectoria en el ámbito público y privado, se produjo el lunes, tras cinco años de lucha contra la grave enfermedad.

El ex gobernador de Mendoza y actual senador nacional Alfredo Cornejo (UCR), con el impulso de Ostropolsky, en noviembre del año pasado, siendo diputado nacional, presentó, junto con su par mendocina, Jimena Latorre, y el puntano Alejandro Cacace, la iniciativa para regular la eutanasia asistida en la Argentina, poniendo sobre la mesa la opción de solicitar la asistencia y la ayuda necesaria para morir cuando una persona se encuentre sufriendo enfermedades graves o incurables así como un padecimiento grave crónico e imposibilitante.

“Es una entrada a la vida que le queda a las personas con enfermedades incapacitantes porque se respeta su libertad de elegir como quiere terminar su vida; es un homenaje a la vida”, decía Ostropolsky en esa oportunidad, siempre con buen humor y consciente de la dura realidad que lo golpeaba, cumpliendo con los tratamientos y consultas a especialistas.

Ya son seis las iniciativas que están en la Casa de las Leyes nacional. Incluso, el senador y vicepresidente Julio Cobos, también llevó por esos días a la Cámara Alta una propuesta similar. Por eso, hay intenciones de que los proyectos se unifiquen, y con la esperanza de que la norma lleve el apellido del abogado mendocino.

“Nos deja un mendocino ejemplo de vida. Hasta último momento Daniel Ostropolsky pidió por una ley de ‘Buena Muerte’ y los que lo acompañamos no descansaremos hasta que se haga su voluntad”, expresó Cornejo en las redes sociales. En diálogo con LA NACIÓN, el exmandatario de Mendoza fue más allá y planteó la importancia de rendirle homenaje al reconocido jurista. “Hay algún acuerdo para empezar a tratar el proyecto en Diputados, pero en el Senado está un poco atrasado. La verdad que debiéramos usar esta ley, que no era para Daniel sino para la Argentina, y debiera llamarse Daniel Ostropolsky”.

Así, al enterarse de la muerte del jurista, los principales dirigentes de la provincia manifestaron su congoja. El propio Cobos se mostró conmovido . “Falleció Daniel Ostropolsky, un trabajador incansable y luchador, que siempre fue un ejemplo para todos nosotros. Que descanse en paz, acompaño a su familia y amigos”, indicó el senador.

En tanto, el gobernador Rodolfo Suarez expresó su dolor las redes sociales. “Nos dejó Daniel Ostropolsky, un amigo, una gran persona, con un intelecto envidiable. Ojalá su ejemplo y legado sirva para visibilizar una problemática a la que hay que darle una solución. Acompaño en su dolor a familiares y amigos”, indicó el mandatario mendocino.

Ostropolsky fue funcionario durante el primer gobierno tras la vuelta de la democracia en 1983 y ocupó la Subsecretaría de Recaudación y Control del Ministerio de Hacienda en la administración del gobernador radical Santiago Felipe Llaver. En tanto, durante la presidencia de Fernando de la Rúa ocupó el cargo de director del Banco Nación Argentina. Asimismo, en 2010, integró el Consejo de la Magistratura como representante de los abogados del país. También, fue miembro del Tribunal de Ética del Colegio de Abogados de Mendoza.

Aunque existe un importante apoyo a la práctica eutanásica en casos de afecciones irreversibles, algo que ya han manifestado algunos legisladores de los diferentes partidos, hay opiniones divididas en todas las agrupaciones políticas, por tratarse de un tema controversial donde también entra en juego la ética y las creencias religiosas, por lo que se aguarda un profundo debate. En este sentido, empiezan a a crecer ahora las voces para que la ley se denomine “Ostropolsky”, en homenaje a uno de los hombres que más luchó en los últimos años por la muerte digna en el país.