Anuncios

Facundo Moyano volvió a criticar a Axel Kicillof por el conflicto gremial de los trabajadores de peajes: “Ni Mauricio Macri se animó a tanto”

Facundo Moyano presente en la marcha en contra de la Corte Suprema
Facundo Moyano presente en la marcha en contra de la Corte Suprema - Créditos: @Tomás Cuesta

Facundo Moyano volvió a criticar hoy al gobernador bonaerense, Axel Kicillof, por los conflictos gremiales que mantiene con la empresa concesionaria de la autopista La Plata-Buenos Aires y las autopistas hacia la Costa Atlántica (Aubasa). “Ni Macri se animó a tanto”, dijo el representante de los trabajadores de peajes, Sutpa, ya que aseguró que el gobierno provincial avaló el pedido de la compañía de quitarles la personería jurídica.

Aubasa solicitó al Ministerio de Trabajo de la Nación la cancelación de la personería gremial de Sutpa. Es muy grave, quiere que el sindicato desaparezca”, dijo Moyano en declaraciones radiales.

El planteo de revocar la personería del gremio fue presentado por la conducción de Aubasa en una audiencia ante el Ministerio de Trabajo nacional y se hizo mediante el actual presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) y representante legal de Aubasa, Daniel Funes de Rioja.

Esta semana, el sindicato que conduce Moyano había desconocido una orden de conciliación obligatoria del Ministerio de Trabajo de la Nación destinada a regularizar el cobro de peajes en las autopista La Plata-Buenos Aires y las autopistas hacia la Costa Atlántica. Pedía reincorporar a un empleado del área de informática que había sido despedido por la empresa con el argumento de que no implementaba protocolos de reconversión laboral.

Si bien ayer en una conciliación entre Aubasa y Sutpa se comunicó que el trabajador sería reincorporado, la conducción de la empresa concesionaria pidió que se le quitara la personería gremial al gremio, por lo tanto, que deje de representar a los trabajadores, y comunicó una serie de multas por los días no trabajados en esta medida de fuerza y en las anteriores.

Es por eso que las barreras de los peajes que conectan a la capital de provincia con la Ciudad y con la Costa Atlántica continúan levantadas. Desde Aubasa informaron a LA NACION que la medida del gremio continúa y que en las próximas horas la empresa emitirá un comunicado sobre el conflicto que mantiene con Sutpa.

Moyano apuntó contra Kicillof y Lissalde

“Este tipo de pedidos no se hace sin el aval de la provincia y eso nos sorprende”, aseguró Moyano a Radio 990. “Las peticiones estaban en el acta de conciliación. Fue el estudio de Funes de Rioja, que defiende la parte estatal de la autopista de la provincia de Buenos Aires, el que había pedido la cancelación de la personería legal”, acusó al apuntar contra el funcionario incorporado por Kicillof.

Ni siquiera Macri se animó a tanto y más aún sorprende que eso lo pida una empresa del estado provincial; nadie pediría semejante cosa sin tener la venia del estado provincial”, apuntó.

“Es lógico que el estudio en el que trabaja Funes de Rioja defienda empresas multinacionales que están en las principales concesiones viales de la Argentina, pero no es lógico que defiendan a una empresa del gobierno provincial y justamente cuando Axel Kicillof ejerce el poder”, agregó uno de los hijos de Hugo Moyano.

Por otra parte, Sutpa pide la renuncia del directivo de Aubasa, Ricardo Lissalde, un hombre cercano a Sergio Massa, que también estuvo al frente de Trenes Argentinos Infraestructura (ADIF).

“He tenido charlas interminables con Massa y diferentes funcionarios para preguntarles qué hace este tipo acá con los antecedentes de problemas que ha tenido no solo en ADIF, sino en la Legislatura bonaerense y con varios miembros del Frente Renovador, espacio del cual soy parte. Además tiene denuncias en el Inadi”, dijo con respecto a las presentaciones que recibió el organismo por parte de una sindicalista de Sutpa que lo acusa por misoginia y por los dichos que tuvo en medio de una reunión cuando dijo: “A estos habría que haberlos tirado al mar como en los 70″, en referencia a los vuelos de la muerte concretados en la última dictadura militar.

El gobierno de la provincia se ha tomado todo esto como una pulseada y no queremos conflicto, pero si no reincorporan efectivamente al trabajador despedido y si no se sientan a hablar del tema de la reconversión laboral... Esta es una empresa que está viviendo el recambio tecnológico y en la que falta tiempo, dinero, inversión y acuerdos con el gremio para ver cómo contener a la gente. Hay que ver de qué manera se adapta la tecnología al trabajador y no a la inversa”, explicó el gremialista.

“No tenemos este tipo de conflicto tan grave con otras empresas”, aseguró Moyano. “Ni en la gestión de Daniel Scioli cuando se privatizó la empresa, ni en el gobierno de María Eugenia Vidal [en la presidencia de Macri] que hasta nos dio un director para que estemos dentro del esquema de decisión de la compañía”. Luego advirtió: “No tuvimos conflicto con Kicillof hasta la llegada de este funcionario [por Lissade], pidiendo la cancelación de la personería gremial que es pedir la cancelación del sindicato, es remontarnos a periodo más oscuro de la Argentina”.

Por último, insistió: “No queremos politizar el tema, la Argentina está tan polarizada, que si criticás a un gobierno te dicen que le estás haciendo el juego a la oposición. No es así. Defendemos los derechos de los trabajadores hace años”.