Anuncios

Extrabajador de Tesla logra acuerdo en demanda por discriminación

Un logotipo de Tesla en un vehículo el martes 27 de febrero de 2024, en Charlotte, Carolina del Norte. (AP Foto/Chris Carlson)

SAN FRANCISCO (AP) — Tesla y un hombre de raza negra que trabajó en la fábrica de la empresa en California llegaron a un acuerdo en una larga demanda por discriminación que llamó la atención sobre el trato que el fabricante de vehículos eléctricos da a las minorías étnicas.

Owen Diaz, a quien un jurado federal concedió casi 3,2 millones de dólares en abril del año pasado, llegó a un “acuerdo definitivo y vinculante que resuelve plenamente todas las acusaciones”, según un documento presentado el viernes ante la corte federal de distrito en San Francisco.

El documento, que no dio detalles del acuerdo, señaló que ambas partes aceptan que el asunto ha sido resuelto y la demanda contra la compañía dirigida por Elon Musk puede ser desestimada.

Se enviaron mensajes el sábado a los abogados de Tesla y a Lawrence Organ, el abogado de Diaz, en busca de detalles del acuerdo.

El veredicto de abril fue el segundo logrado en la demanda con que Diaz buscaba responsabilizar a Tesla de permitir que fuera sometido a insultos raciales y otros abusos durante su breve estancia en la fábrica de Fremont, California, dirigida por el pionero fabricante de automóviles.

Pero en el último juicio —que duró cinco días— el jurado de ocho personas fijó una cifra por daños mucho más baja que los 137 millones de dólares que Diaz ganó en su primer juicio en 2021. El juez federal de distrito William Orrick redujo esa indemnización a 15 millones de dólares, lo que llevó a Diaz y a sus abogados a solicitar un nuevo juicio en lugar de aceptar la cantidad inferior.

En noviembre, Organ notificó que Diaz apelaría el veredicto de 3,2 millones de dólares, y Tesla presentó una notificación de apelación cruzada.

El caso, que se remonta a 2017, se centra en acusaciones de que Tesla no tomó medidas para frenar una cultura racista en la fábrica, ubicada a unos 65 kilómetros (40 millas) al sureste de San Francisco. Diaz alegó que lo habían llamado “negro” más de 30 veces, le habían mostrado caricaturas racistas y le habían dicho que “volviera a África” durante los aproximadamente nueve meses que trabajó en Tesla, que terminaron en 2016.