Anuncios

Extinción de combustibles fósiles se va "a quedar" en la COP28, pero falta saber "cómo"

Dubái, 9 dic (EFE).- La extinción ("phase out") de los combustibles fósiles va a "quedar" en el documento final de la cumbre del clima de las Naciones Unidas (COP28), pero falta saber "cómo" saldrá reflejado allí ese concepto central en las negociaciones climáticas, vaticinó este sábado para EFE la ministra chilena de Ambiente, Maisa Rojas.

En una entrevista en los márgenes del plenario de la reunión climática, dónde esta jornada los líderes de las 198 partes en negociación expresaron sus posiciones, Rojas se mostró optimista sobre el resultado que se obtendrá en Dubái ante "las buenas señales" que se han repetido desde el inicio del encuentro, el pasado 30 de noviembre, y la percepción general "de que hay que cambiar de curso" para alcanzar los objetivos del Acuerdo de París.

"Es una muy buena señal que el mismo presidente de la COP28 (el emiratí Sultán al Yaber), haya mencionado terminar con los combustibles fósiles. Ese concepto está sobre la mesa y él es consciente de que es un elemento central para tener un Balance Global fuerte, que permita hacer la corrección de curso que necesitamos", dijo Rojas.

La ministra, uno de los ocho "cofacilitadores" designados por la presidencia de la COP28 para mediar entre las partes, indicó qué hacer para llegar al objetivo deseado de mantener el calentamiento global en los 1,5 grados respecto a la era preindustrial: "todos sabemos cómo se logra, dejando de quemar combustibles fósiles".

"Eso es algo bien central, y tiene que quedar. Es una buena señal que sabemos que tiene que quedar. Así que ahora el tema es ¿cómo va a quedar?, ¿qué tan fuerte va a quedar?", insistió.

Ante la consulta sobre si ésa era tan sólo una posición política o un vaticinio, Rojas indicó que "yo diría que sí queda".

Posición chilena

En ese sentido, indicó que ahora mismo, y hasta el final de la reunión, las partes están exponiendo posiciones y que a su juicio lo que están viendo es que "unos piden lo mínimo, otros lo máximo", particularmente en el tema del Balance Global, "que es lo que se juega en la negociación final".

Desde el punto de vista chileno, dijo que a su país le importa claramente "que haya una corrección de rumbo" para poder alcanzar el objetivo de 1,5 grados, pero también "que haya un texto fuerte en adaptación".

"Estamos invirtiendo muy pocos recursos financieros en la adaptación y eso ya tiene que cambiar. Por eso la meta global de adaptación tiene que también terminar con una decisión fuerte, potente, que nos ayude a nivelar la cancha y hacerse cargo de las causas, y también las consecuencias, del cambio climático", añadió.

Precisamente, como "cofacilitadora" junto con Australia en el tema de la meta global de adaptación (cómo preparar al mundo para afrontar las consecuencias del cambio climático), Rojas indicó que este tema ha sido "el hermano pobre" en la COP28 y tiene aún mucho por recorrer en estos días que restan de reunión.

"Necesitamos un marco para comenzar a medir, que nos ponga a todos detrás: a los desarrollados y a los en desarrollo. Eso es un mensaje también. Ese marco nos debe ayudar a construir resiliencia a un mundo que se calienta", añadió.

Así, Rojas señaló que en el resultado final de la COP28 le encantaría que apareciera "que se realice la meta global de adaptación en la construcción de un mundo resiliente a 1,5 grados".

"Yo creo que es posible, sí, si mantenemos el balance entre mitigación y adaptación y obviamente también financiamiento porque esto requiere de recursos de generación de capacidades y de tecnología", culminó.

Por Álvaro Mellizo

(c) Agencia EFE