Anuncios

Expremier Kaczyński dice que Polonia necesitaba spyware, pero no estaba interesado en los detalles

El principal líder opositor de Polonia, Jaroslaw Kaczynski, es interrogado por una comisión parlamentaria en el edificio del parlamento en Varsovia, Polonia, en viernes 15 de marzo de 2024. (AP Foto/Czarek Sokolowski)

VARSOVIA (AP) — El ex primer ministro polaco Jarosław Kaczyński dijo el viernes ante una comisión parlamentaria que piensa que Polonia necesitaba software espías avanzados, pero que, a pesar de su posición como mandatario, no le interesaba cómo o contra quién se utilizaba.

Kaczyński testificó ante la comisión en una sesión televisada sobre la compra y el presunto uso ilegal de spyware avanzado por el gobierno encabezado por su partido Ley y Justicia, que estuvo en el poder de 2015 a 2023. Durante una parte de ese periodo, él fue viceprimer ministro.

“En lo que se refiere al (spyware) Pegasus, yo sabía que es una herramienta para irrumpir en dispositivos de comunicación, y que Polonia lo necesita, y que otros países también lo tienen”, dijo Kaczyński. Pero hizo énfasis en que no estaba “directamente interesado en la actividad operativa de los servicios (de seguridad)”.

No obstante, después dijo que “el uso de Pegasus se apegó a la ley, no hubo fallas, y en 99% de los casos se usó contra criminales”.

La mayor parte del tiempo, Kaczyński evitó responder preguntas directamente, diciendo que no recordaba los hechos o divagando para elogiar al gobierno de Ley y Justicia. El interrogatorio se prolongó por varias horas.

El spyware Pegasus del NSO Group, con sede en Israel, se usó para espiar dispositivos móviles que pertenecían a opositores del partido, según hallazgos del Citizen Lab, una organización sin fines de lucro de la Universidad de Toronto. Detalles recientes indican que también se utilizó para espiar a algunos miembros del partido derechista de Kaczyński.

Las revelaciones, reportadas por primera vez por The Associated Press en 2021, conmocionaron a Polonia y se sumaron a las preocupaciones de la Unión Europea de que el gobierno de Ley y Justicia estaba socavando el estado de derecho. También perjudicaron la trayectoria del partido populista de Kaczyński. Los hackeos polacos se consideran particularmente graves porque ocurrieron en un país miembro de la Unión Europea.

Kaczyński, de 74 años, fue primer ministro entre 2006 y 2007, pero siguió desempeñando una función clave en la política polaca tras dejar el puesto, especialmente con su partido volvió a gobernar entre 2015 y 2023. Fue considerado el político más poderoso de Polonia durante el periodo en que se usó el spyware.

Desde 2015, se han revelado varios casos de abuso de Pegasus, que muestran que el spyware del NSO Group se utilizó para espiar a periodistas, políticos, diplomáticos, abogados y activistas de derechos humanos en distintos países, desde Oriente Medio hasta México.