Expertos de la ONU alertan sobre la creciente "dictadura digital" en Birmania

·3  min de lectura

Ginebra, 7 jun (EFE).- La censura en internet y el espionaje a los opositores en la red están aumentando en Birmania (Myanmar), una "dictadura digital" que la comunidad internacional debe combatir con sanciones a la Junta Militar y restricciones a la exportación de tecnología a ese país, señalaron hoy expertos de la ONU.

La Junta que controla el poder desde el golpe de Estado de febrero de 2021 "utiliza bloqueos de internet y métodos invasivos de espionaje para debilitar a la amplia oposición y ocultar sus ataques al pueblo birmano", aseguró un comunicado firmado por cuatro relatores especiales de la ONU en materia de derechos humanos.

Los expertos advirtieron que un nuevo proyecto de Ley sobre Ciberseguridad del régimen birmano dará a las autoridades la posibilidad de interrumpir el servicio de internet sin necesidad de permiso judicial y además prohibirá el uso de VPN, software muy utilizado en regímenes dictatoriales para sortear la censura.

Aunque la ley no ha sido aún promulgada, las fuerzas de seguridad han comenzado a registrar teléfonos de personas sospechosas de pertenecer a la oposición en busca de aplicaciones VPN, indicó el comunicado.

Mientras redes sociales de amplio uso en el país como Facebook están bloqueadas, la Junta militar ha forzado a los proveedores de internet a aumentar el precio de sus servicios y ha introducido nuevos impuestos en tarjetas SIM para móviles, "con el fin de que muchos no se puedan permitir el acceso a la red", denunciaron.

Tres de las cuatro empresas del sector en el país tienen vínculos directos con el régimen militar, y todas las compañías reciben presiones para activar tecnología de vigilancia y entregar datos de usuarios a las fuerzas de seguridad, añadió el texto de los relatores.

Estas y otras barreras "impiden el trabajo de periodistas, activistas de derechos humanos y organizaciones humanitarias que intentan recoger evidencias de los abusos en el país", indicaron los expertos, quienes reconocieron que están perdiendo el acceso a materiales vitales para su trabajo de seguimiento en Birmania.

Desde agosto del pasado año ha habido cortes temporales de internet en 31 localidades del país y otras 23 han sufrido una considerable reducción en la velocidad de navegación.

En ocasiones estos bloqueos han coincidido con campañas de la Junta contra la población, como el pasado marzo, cuando se impusieron en varias localidades de la región septentrional de Sagaing durante una ofensiva militar en la las fuerzas armadas cometieron numerosos actos de violencia contra civiles de la zona.

"La comunidad internacional no puede permanecer callada mientras al pueblo birmano se le niega sistemáticamente la libertad de expresión", indicó el comunicado, que insiste en pedir a los Estados miembros de la ONU una restricción de la venta al país de tecnología de vigilancia y sanciones contra el régimen militar.

Firmaron el comunicado los relatores de la ONU para Birmania (Thomas Andrews), para la defensa de la libertad de expresión (Irene Khan), para el derecho a la privacidad (Ana Brian Nougrères) y para la libertad de reunión y asociación (Clément Nyatletsossi).

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.