Anuncios

La expansión del conflicto armado y desastres naturales afectan a 8 millones de personas en Colombia

BOGOTÁ (AP) — Más de ocho millones de personas en Colombia tienen necesidades humanitarias generadas especialmente por la expansión del conflicto armado interno, que no se ha detenido pese a la política de paz que impulsa el gobierno, y las emergencias relacionadas con el cambio climático, advirtió el viernes un informe del Equipo Humanitario País.

El informe del equipo —conformado por agencias de las Naciones Unidas, organizaciones no gubernamentales y donantes— advirtió que el conflicto armado es el principal determinante de las necesidades humanitarias dado que disminuye el acceso de las comunidades a servicios básicos como alimentos, salud y educación, profundizando la pobreza.

También agudiza las necesidades de poblaciones que sufren por emergencias climáticas como inundaciones y lluvias torrenciales, debido a que el 72% de los desastres ocurren en municipios afectados por la violencia.

“A pesar de los ceses al fuego y del proceso de implementación del acuerdo de paz, ha habido una expansión territorial de los grupos armados”, señaló a The Associated Press Mireia Villar Forner, coordinadora residente y humanitaria de las Naciones Unidas en Colombia.

Se estima, agregó, que los armados están presentes en más de 500 municipios de Colombia —de un total de 1.101— lo que significa que la presión, el control social y los mecanismos como la extorsión están en alza. “Nos preocupa mucho que no hemos podido darle un giro completo todavía a los impactos que tienen los grupos directamente en las poblaciones”, indicó.

Colombia sigue lidiando con la violencia pese a que en 2016 el Estado firmó un histórico acuerdo de paz con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la que fuera la guerrilla más antigua de Latinoamérica. Otros grupos armados han ocupado los territorios que dominaba la antigua guerrilla en una lucha por el control de lucrativas economías ilícitas como el cultivo de coca y la minería ilegal, afectando a la población civil.

La víspera el ministro de Defensa, Iván Velásquez, indicó a la prensa que en meses recientes han aumentado las tropas de la guerrilla Ejército de Liberación Nacional, el Estado Mayor Central —que aglutina a disidentes de las FARC— y el cártel Clan del Golfo. Con los dos primeros el gobierno adelanta negociaciones de paz.

El informe señaló que las personas que viven bajo la presencia de al menos un grupo armado han aumentado de 5,8 millones en 2020 a 8,4 millones en 2023. La violencia que ejercen fue más “silenciosa” en 2023 dado que se redujeron los desplazamientos masivos y los confinamientos, pero aumentaron el asesinato de líderes sociales, el secuestro y el reclutamiento de menores.

De las 8,3 millones de personas con necesidades humanitarias en el país, el 50% son mujeres, el 30% son niños y niñas y el 23% comunidades étnicas que se ven afectadas de manera desproporcionada.

La situación de los indígenas se ve exacerbada por la presencia de grupos armados que reclutan menores desde los seis años de edad en algunas zonas, según dijo a la prensa el viernes Francisco Calí Tzay, relator especial de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas al terminar una visita en el país.

Calí Tzay agregó que muchos de esos reclutamientos son para labores de inteligencia. Los niños son apartados de sus familias y luego supuestamente liberados para que sirvan de informantes. Algunos no son aceptados de vuelta por sus comunidades, dado que desconfían de ellos, lo que los deja en una situación de abandono.

El Equipo Humanitario País planteó un plan de respuesta humanitario para este y el próximo año que pretende atender a 1,7 millones de personas, para el que pidió a donantes y a la comunidad internacional 332 millones de dólares.

Villar Forner señaló que han incorporado las necesidades de los migrantes y refugiados —que son afectados por el conflicto armado o desastres—, dado que calculan que cinco millones de personas en movilidad y sus comunidades de acogida van a necesitar ayuda humanitaria en Colombia.

Colombia continúa siendo el país de la región latinoamericana que más venezolanos alberga en su territorio con más de 2,8 millones de migrantes a los que se suman los que intentan cruzar por la peligrosa selva del Darién hacia Norteamérica.