Exhiben en Seúl lo más ilustre de la colección del fallecido líder de Samsung

Seúl, 27 abr (EFE).- Una exposición que recoge lo más granado de entre las miles de piezas de arte que coleccionó durante su vida el que fuera presidente de Samsung hasta su fallecimiento en 2020, Lee Kun-hee, abrió hoy sus puertas en el Museo Nacional de Corea (NMK), en Seúl.

La muestra, que durará solo hasta el 28 de agosto, pretende celebrar el primer aniversario de la donación de unas 23.000 piezas de su enorme colección a cinco museos nacionales surcoreanos y ahondar en la sensibilidad de Lee como coleccionista.

La exposición se compone de 355 piezas que van desde artilugios metálicos prehistóricos hasta obras pictóricas del siglo XXI, una selección el doble de grande y aún más selecta que la antología de obras coleccionadas también por Lee que el Museo de Arte Contemporáneo de Corea (MMCA), en Seúl, viene acogiendo desde julio del año pasado.

Cerámica, muebles, esculturas, óleos o piezas de caligrafía se dan cita en la exquisita selección del NMK, titulada "La invitación de un coleccionista" y que solo estará abierta al público durante cuatro meses de cara a evitar sobrexponer a la luz a muchas de las obras.

A su vez, solo admitirá 100 visitantes cada hora para que el público pueda disfrutar la selección con tranquilidad, una limitación que ha hecho que ya no queden entradas disponibles para reservar por internet hasta junio.

Un trío de Bodhisattvas esculpido en bronce en el siglo VI o "El monte Inwang despejándose tras la lluvia", de Jeong Seong, una de las obras pictóricas cumbre de la dinastía Joseon (1392-1897), están entre las joyas de arte coreano antiguo que pueden verse en el recorrido.

También destacan piezas de pintores contemporáneos de renombre como Lee Jung-seop, Park Soo-keun o Kim Whanki, uno de los nombres más internacionales del arte surcoreano y pionero de la abstracción en su país, o incluso "Brahms", una de las célebres videoinstalaciones de Nam June Paik, miembro del movimiento Fluxus.

En la eclética selección también tiene cabida una de las centenares de pinturas que Claude Monet hizo del estanque con nenúfares en su casa de Giverny, por ahora la única obra extranjera de los fondos de Lee Kun-hee que será exhibida.

Los trabajos de Marc Chagall, Pablo Picasso, Paul Gauguin, Joan Miró o Salvador Dalí que fueron donados por la familia Lee al Gobierno coreano tendrán que esperar a futuras exposiciones o a que se termine de construir, en torno a 2026, el museo que acogerá en el distrito de Jongno, en Seúl, una buena parte de todo lo donado por el expresidente de Samsung.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.