Exesposa del tirador de Tulsa llamó al 911 media hora después de que comenzara el tiroteo, dice la policía

·3  min de lectura

La exesposa del tirador de Tulsa que mató a cinco personas, incluido él mismo, en un hospital en Oklahoma esta semana hizo una llamada al 911 casi media hora después de que comenzara el tiroteo masivo, según las autoridades locales.

El jefe de policía de Tulsa, Wendell Franklin, le comentó al Tahlequah Daily News que su departamento recibió una llamada de la oficina del alguacil del vecino condado de Cherokee a las 5:24 pm, casi media hora después de que el tirador Michael Louise entrara al segundo piso del Natalie Medical Building , matara a dos médicos, una recepcionista y un paciente de la instalación.

“Esto habría sido media hora después de que ocurriera el evento”, le dijo Franklin al medio de comunicación. “Recibimos dos llamadas telefónicas de seguimiento por parte de la oficina del alguacil del condado de Cherokee que brindan información aclaratoria. Toda esta información fue posterior al hecho”, agregó.

Según el alguacil del condado de Cherokee que habló con la mujer en la llamada al 911, ella identificó a Louis como su exesposo y le dijo al operador que creía que él podría planear un tiroteo en Tulsa.

“Ella hizo lo que tenía que hacer para informar lo que le habían dicho. Es lamentable que haya un retraso de tiempo allí, pero eso no es culpa de nadie”, le afirmó el alguacil del condado de Cherokee, Jason Chennault, a Tahlequah Daily News.

El 19 de mayo, Louis se sometió a una cirugía de espalda, realizada por el Dr. Preston Phillips, una de las víctimas baleadas durante el ataque al hospital. Luego, el paciente llamó a su médico varias veces después de la operación para quejarse repetidamente de un dolor de espalda continuo y buscar “tratamiento adicional”, según Franklin.

Louis vio por última vez al Dr. Phillips el martes para recibir tratamiento. El miércoles, solo unas horas antes del tiroteo fatal, llamó a su médico para presentar más quejas sobre su dolor de espalda.

Cuando los oficiales llegaron a la escena y encontraron el cuerpo del presunto tirador, también encontraron en Louis una carta “que dejaba en claro que entró con la intención [de] matar al Dr. Phillips” y a cualquiera que se interpusiera en su camino, agregó el jefe Franklin.

“Esto es lo que planeó hacer”, comentó el jefe Franklin. “Esa carta nos dio una guía y nos contó la historia”.

La exesposa de Louis, quien es médica en Oklahoma, le pidió a sus abogados que entregaran una declaración a la reportera de KJRH Naomi Keitt, que la periodista luego compartió en su página de Facebook.

“Dra. Edith Lubin, la exesposa del Sr. Louis, expresa sus más profundas condolencias por las trágicas pérdidas que ocurrieron el 1 de junio en Tulsa”, comenzó el comunicado y señala que Louis estaba en recuperación de su cirugía de espalda con su exesposa antes del tiroteo en el hospital. “Ella no estaba al tanto de que el Sr. Louis poseyera armas o tuviera la intención de dañar a alguien. La Dra. Lubin está conmocionada por la noticia. Ella consintió anoche con un registro a su casa y ha cooperado plenamente con la policía en su investigación. Ella no tiene conocimiento de ninguna nota dejada por el Sr. Louis que indique la planificación de este trágico acto”.

Lubin también ofreció sus condolencias a las familias, amigos y colegas de las víctimas y escribió en el comunicado que “reza” por todos los afectados.

“Ella reconoce las preocupaciones de todos al tratar de entender lo que sucedió, pero no encuentra otra explicación que no sea el efecto del dolor continuo del Sr. Louis durante su recuperación”, estipuló el comunicado, antes de pedir que a ella y “a su familia se les permita lidiar con su dolor personal” y con “la tristeza por las pérdidas de todas las demás personas” afectadas por estos eventos.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.