Anuncios
Elecciones México 2024:

Cobertura Especial | LO ÚLTIMO

Exclusivo: Paul Whelan le dijo a Blinken que al quedar afuera del intercambio de prisioneros con Rusia le "pintaron un blanco en la espalda"

Exclusivo: Paul Whelan le dijo a Blinken que al quedar afuera del intercambio de prisioneros con Rusia le "pintaron un blanco en la espalda"

(CNN) -- Paul Whelan, un estadounidense que ha estado encarcelado en Rusia durante casi cinco años, presionó al secretario de Estado, Antony Blinken, en una llamada telefónica en agosto para asegurarse de que no lo dejaran atrás nuevamente, dijo Whelan a CNN.

“Le dije claramente que dejarme aquí la primera vez me pintó un blanco en la espalda, y que dejarme aquí la segunda vez básicamente firmó una sentencia de muerte”, dijo Whelan, quien llamó a CNN este viernes desde su remoto campo de prisioneros en Mordovia.

El exinfante de Marina contó que le dijo al máximo diplomático estadounidense que “a menos que me recuperen, podría ser todo un desafío en el futuro, especialmente teniendo en cuenta mi edad y el tipo de trabajo que tenemos que hacer desde el punto de vista de la salud y la seguridad”.

A pesar de sus fuertes palabras a Blinken, Whelan expresó su confianza en que se está trabajando para asegurar su liberación, pero dijo que estaba frustrado por el ritmo lento y quería asegurarse de que no fuera olvidado en medio de “otras cuestiones geopolíticas”. Le gustaría hablar con el presidente Joe Biden “y saber si hará lo que prometió hacer”.

Es consciente de que los rusos lo consideran “de alto valor, por lo que quieren algo de alto valor a cambio”, dijo.

En su llamada telefónica en agosto, Blinken “me dijo que está trabajando con bastante diligencia junto a su equipo para encontrar una solución a esta situación”, relató Whelan, describiendo al secretario de Estado como “una persona a la que obviamente le importa y se preocupa profundamente por la situación”.

“Creo que todo el mundo está intentando hacer lo correcto y sé que esto llegará a su fin en algún momento. Cuánto tiempo tomará, no lo sé. Pero me han prometido que aquí no me dejarán atrás”, afirmó.

Whelan, que también es ciudadano irlandés, británico y canadiense, fue detenido en un hotel de Moscú en diciembre de 2018 por autoridades rusas que alegaron que estaba involucrado en una operación de inteligencia. El exinfante de la Marina estadounidense fue condenado a 16 años de prisión en junio de 2020 por un cargo de espionaje que niega sistemática y vehementemente. Ha sido designado como detenido injustamente por el Departamento de Estado de Estados Unidos.

Whelan no fue incluido en el intercambio de prisioneros que liberó a sus compañeros estadounidenses detenidos injustamente, Trevor Reed y Brittney Griner, el año pasado. Los funcionarios estadounidenses dijeron que los rusos se negaron a incluirlo en esos intercambios por Konstantin Yaroshenko y Viktor Bout, respectivamente.

Whelan dijo que creía que era “un error” que Biden cambiara a Yaroshenko y Bout “tan rápido como lo hizo”. También le dijo a CNN que sabe que los rusos han buscado la liberación de Vadim Krasikov, un excoronel ruso que cumple cadena perpetua en Alemania por asesinato.

CNN ha informado que la administración Biden está trabajando para buscar otras ofertas para liberar a Whelan después de que Rusia no haya respondido de manera sustancial a una oferta presentada a principios de este año.

"Si no podemos lograrlo basándonos en lo que tenemos disponible ahora, tendremos que determinar qué se necesita para poder traer a nuestra gente a casa", dijo un alto funcionario de la administración a CNN en agosto.

“El secretario Blinken sigue comprometido a traer a Paul a casa. Estados Unidos ha sido claro en que la detención injusta de Paul Whelan por parte de Rusia es indignante y debería ser puesto en libertad de inmediato”, dijo este lunes a CNN un portavoz del Departamento de Estado.

"Ofrecimos a Rusia una propuesta seria para la liberación de Paul y no dejaremos de trabajar en su caso hasta que se reúna con su familia", dijo el portavoz.

Los estadounidenses no deberían viajar a Rusia "si valoran su libertad"

Whelan advirtió a los estadounidenses que no viajaran a Rusia "si valoran su libertad".

"Este no es el momento de venir a Rusia", afirmó.

Le dijo a CNN que estaba al tanto del arresto de un periodista ruso-estadounidense, Alsu Kurmasheva, y le dijo a CNN que “está en los medios aquí”.

Whelan también recibe información de su familia sobre Evan Gershkovich, un periodista estadounidense que ha sido declarado detenido injustamente en Rusia. "No hay nada en las noticias que pueda ver" sobre el caso de Gershkovich, dijo.

“Estoy seguro de que está pasando por el mismo tipo de rigor por el que pasé yo, días y días de aburrimiento y luego siendo interrogado e interrogado y lo que sea, con falsas promesas de ser liberado tras una confesión y todo ese tipo de cosas. Al haberlo hecho antes, conozco las condiciones y la forma en que hacen las cosas. Lo extenderán tanto como puedan, para tratar de presionarlo a él, así como al gobierno de Estados Unidos, para que haga algo”, dijo a CNN.

En su cuarta llamada exclusiva a CNN, Whelan dijo que las condiciones en su remoto campo de prisioneros se han deteriorado en los tres años que ha estado detenido allí.

"La economía no va bien y el campamento necesita mantenimiento", dijo, señalando que aún no se ha encendido la calefacción.

"Esperamos que algunas reparaciones del sistema de agua caliente y de los radiadores de calefacción se realicen rápidamente", dijo.

Agregó que la tienda de la prisión ya no vende frutas ni verduras frescas y que "los productos enlatados han sido descontinuados".

“La comida que nos dan está aguada. Son cebollas, patatas y repollo. Las sopas que tomamos todos los días son solo agua, macarrones empapados, pan duro, cosas así", describió Whelan.

Whelan pudo vacunarse contra la gripe recientemente, dijo, después de solicitarla durante su primera llamada con Blinken en diciembre pasado.

“Le tomó un tiempo a las personas de alto nivel en ambos lados negociar una vacuna contra la gripe. No es algo que se les de libre y ampliamente a los presos. Incluso los médicos aquí se sorprendieron de que lo hubiera proporcionado el servicio penitenciario", relató Whelan a CNN.