Exactor de Riverdale asesina a su madre y planeaba matar a Justin Trudeau

·3  min de lectura

Un exactor de Riverdale que se declaró culpable de asesinar a su madre en la Columbia Británica planeaba conducir a Ottawa para matar al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dicen los fiscales.

Los detalles surgieron cuando Ryan Grantham, de 24 años, compareció ante el tribunal esta semana para ser sentenciado por el asesinato de Barbara Waite en abril de 2020, informó CBC.

Grantham, quien se declaró culpable de los cargos de asesinato en segundo grado en marzo, admitió haberle disparado a su madre en la nuca mientras tocaba el piano en su casa en Squamish, al norte de Vancouver.

Al día siguiente, la ex estrella infantil empacó en un auto tres pistolas, municiones, 12 cócteles molotov, artículos para acampar y un mapa de Google con instrucciones para llegar a la residencia en Rideau Cottage de Trudeau, dijeron los fiscales a la corte.

La CBC informó que Grantham había escrito en un diario y en una declaración a la policía sobre sus intenciones de matar a Trudeau.

Condujo unos 200 kilómetros hacia el este hasta la ciudad de Hope, pero luego regresó y consideró cometer un acto de violencia masiva en el puente Lions Gate de Vancouver o en la Universidad Simon Fraser, donde estudiaba.

En vez de eso, condujo a una estación de policía de Vancouver y le dijo a una oficial: “Maté a mi madre”.

Grantham, quien comenzó a actuar profesionalmente a la edad de nueve años, interpretó el papel secundario de Jeffrey Augustine en un episodio del programa de CW Riverdale en 2019. También ha aparecido en Supernatural y en la película de 2010 Dairy of a Wimpy Kid.

La corte escuchó que el actor había estado luchando contra la ansiedad, el autodesprecio y la depresión, y había expresado su deseo de suicidarse o cometer violencia contra otros en los meses previos al asesinato de su madre.

Ryan Grantham salió de su casa en la Columbia Británica con un arsenal para matar al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, señalaron los fiscales (AP)
Ryan Grantham salió de su casa en la Columbia Británica con un arsenal para matar al primer ministro canadiense, Justin Trudeau, señalaron los fiscales (AP)

Realizó un recorrido del asesinato acercándose en secreto a su madre por detrás con un arma, se le dijo al tribunal.

El tribunal vio imágenes captadas con una cámara Go-Pro de uno de sus recorridos.

En otra toma después del asesinato, filma el cuerpo de su madre mientras dice: “Le disparé en la nuca. En los momentos posteriores, ella habría sabido que era yo”.

Grantham le dijo a la policía en un comunicado que pasó las horas después del asesinato fumando marihuana, bebiendo cerveza e intentando hacer cócteles molotov.

Al día siguiente, colocó velas alrededor del cuerpo de su madre, antes de partir.

Su hermana, Lisa Grantham, descubrió el cuerpo de su madre esa noche después de que no respondiera a varias llamadas y mensajes.

Barbara Waite era una “excelente madre”, se dijo en una audiencia de sentencia de la Columbia Británica del exactor de Riverdale Ryan Grantham (Observatorio Canadiense de Feminicidios)
Barbara Waite era una “excelente madre”, se dijo en una audiencia de sentencia de la Columbia Británica del exactor de Riverdale Ryan Grantham (Observatorio Canadiense de Feminicidios)

En una declaración de impacto en la víctima, la mujer dijo que su vida había quedado “devastada” por el asesinato y que su hermano era una persona peligrosa, informó CBC.

En el segundo día de la audiencia de sentencia, la corte escuchó que Grantham sufría de depresión clínica intensa en los meses previos a la muerte de su madre.

Dos informes psiquiátricos encargados después del asesinato encontraron que tenía un trastorno por consumo de cannabis después de años de uso intensivo, pero pudo mantener una apariencia externa de que funcionaba normalmente.

Según los dos informes, Grantham confesó a los expertos que quería matar a su madre para evitar que presenciara la violencia que planeaba cometer.

La fiscal Michaela Donnelly indicó al tribunal que el joven de 24 años había cometido un “abuso de confianza desgarrador”.

“Barbara Waite amaba mucho a su hijo, era una madre excelente y en su mente no tenía motivos para temerle”, describió Donnelly, según CBC.

Grantham era un usuario de armas experimentado que había sido miembro de un club de tiro. Había comprado el rifle calibre .22 en los meses previos al homicidio cuando estaba consciente de los sentimientos homicidas que tenía, agregó.

Los fiscales han pedido una sentencia mínima sin libertad condicional de 17 a 18 años.

La audiencia de sentencia continúa.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.