Evo Morales satisfecho de residir en Argentina

ALMUDENA CALATRAVA
ARCHIVO: El expresidente boliviano Evo Morales asiste a una conferencia de prensa en el club de periodistas de la Ciudad de México el miércoles 27 de noviembre de 2019. El expresidente boliviano llegó a Argentina, donde permanecerá en condición de refugiado político para garantizar su protección, dijo el jueves 12 de diciembre de 2019 el canciller argentino Felipe Solá. (AP Foto / Marco Ugarte)

BUENOS AIRES (AP) — Dos días después de la asunción del peronista Alberto Fernández como presidente, el exmandatario boliviano Evo Morales llegó a Argentina donde solicitó residir como refugiado político.

“Hace un mes llegué a México, país hermano que nos salvó la vida, estaba triste y destrozado. Ahora arribé a Argentina para seguir luchando por los más humildes y para unir a la Patria Grande. Estoy fuerte y animado. Agradezco a México y Argentina por todo su apoyo y solidaridad”, publicó Morales en su cuenta de Twitter poco después de pisar suelo argentino.

Morales -quien dejó el poder el 10 de noviembre en medio de protestas sociales y presionado por la falta de apoyo de la policía y las fuerzas armadas- arribó en la mañana al aeropuerto internacional de Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires.

El ex gobernante llegó procedente de Cuba, donde estuvo en los últimos días por una consulta médica. Previamente estuvo asilado en México con el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador, con quien se mostró muy agradecido.

Morales residirá en Argentina junto a sus dos hijos, que llegaron a Buenos Aires el 23 de noviembre tras permanecer en la embajada de México en La Paz.

Acompañando a Morales arribaron el ex vicepresidente Álvaro García Linera, el ex canciller Diego Pary Rodríguez, la exministra de Salud Gabriela Montaño y el exembajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos (OEA) José Alberto Gonzales, quienes también hicieron el trámite para ser aceptados como refugiados.

El canciller argentino Felipe Solá indicó que no se sabe aún dónde residirá el exmandatario. “Lo va a tener que comunicar en el pedido oficial de refugio... él se siente mejor acá que en México, que está lejos, y sus dos hijos están acá”, dijo el funcionario al canal de cable Todo Noticias.

Argumentó que un refugiado “tiene temores fundados de ser perseguido por distintos motivos” y requiere de la protección que no tiene en su país. “Si no nos ocupábamos de él rápidamente corría peligro su vida”, subrayó Sola, quien indicó que el exmandatario “viene para quedarse”.

Asimismo puntualizó que Morales debe asumir “el compromiso de no hacer declaraciones políticas en la Argentina”.

El gobierno de la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Áñez, acusa al líder indígena de sedición y terrorismo tras un mes de convulsión social en el país andino que dejó al menos 32 muertos.

La canciller boliviana Karen Longaric expresó en una rueda de prensa que espera que el gobierno argentino “cumpla las normas internacionales referidas al asilo o refugio político... no queremos que ocurra como en México donde Evo Morales tenía micrófono abierto y una palestra”.

La llegada de Morales y sus acompañantes se mantuvo en la mayor reserva.

Es esperable que los recién llegados consigan la condición dada la cercanía de Morales con Fernández, uno de los dirigentes de centroizquierda de la región que más le ha expresado su apoyo.

La Comisión Nacional para los Refugiados integrada, entre otros, por funcionarios de varios ministerios y del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, decide la concesión de ese estatus. Si la solicitud es rechazada por la comisión, puede ser apelada ante instancias administrativas, judiciales y en última instancia definida por las autoridades de migraciones.

Ningún refugiado puede ser expulsado o extraditado a otro Estado si hay razones para creer que estaría en peligro su vida y libertad.

El antecesor de Fernández, el conservador Mauricio Macri, no había reconocido formalmente a Áñez pero evitó calificar lo sucedido en Bolivia como un golpe de Estado como hicieron otros líderes políticos regionales.

Solá dijo que no está programada para el jueves ninguna reunión de Morales con el presidente argentino, quien abogó por que el líder indígena viajara a México para ser asilado por el gobierno de López Obrador.

"Para nosotros en Bolivia hay un gobierno de facto", sostuvo Solá y puntualizó que se apuesta a la pronta celebración de elecciones en ese país.

Según la canciller boliviana “por gobiernos amigos” se supo que Morales viajó de Cuba a Buenos Aires en una aerolínea mexicana.

Morales renunció cercado por las protestas en rechazo al supuesto fraude en las elecciones del 20 de octubre en las que buscaba su reelección para un cuarto mandato. El exmandatario ha negado que hubiera irregularidades pese a que una auditoría de la OEA detectó manipulación y falsificación de las actas electorales para favorecer al ex gobernante.

----------

El periodista de AP en Bolivia, Carlos Valdez, colaboró en esta nota.