El Europarlamento recuerda las deportaciones soviéticas con un ojo en Ucrania

Bruselas, 14 jun (EFE).- El Parlamento Europeo homenajeó este martes a las víctimas de las deportaciones masivas perpetradas por la URSS durante el siglo pasado, y que los organizadores del evento compararon con los actuales desplazamientos forzosos de civiles que está realizando el Kremlin en Ucrania desde que invadió el país.

El acto, celebrado en la explanada de acceso a la Eurocámara, contó con la presencia de familiares y víctimas de las deportaciones que la Unión Soviética llevó a cabo entre la década de 1930 y 1950, en pleno período estalinista, y que afectaron, entre otros, a miles de ciudadanos de los países bálticos o de la Europa del Este.

Para la eurodiputada impulsora del evento, la lituana Rasa Jukneviciene, esta es una cuestión personal, ya que su madre fue expatriada de Lituania en 1941, cuando tan sólo era una niña, según detalló la parlamentaria báltica en declaraciones a EFE.

"Mi madre tenía nueve años cuando fue deportada junto a sus padres, tan sólo porque ellos eran profesores. En 1941, deportaron, sobre todo, a los líderes de las comunidades. Y los maestros estaban entre ellos, dado que eran personas instruidas que podía explicar a la gente que es lo que de verdad sucedía", argumentó Jukneviciene.

A su juicio, "casi todo el mundo" en Lituania tiene alguna historia familiar relacionada con las deportaciones forzosas, y denuncia que estas se realizaron con el objetivo de expulsar a los ciudadanos autóctonos y sustituirlos por rusos étnicos que, desde el Kremlin, eran animados a instalarse en esos territorios.

"En Lituania, por ejemplo, querían reducir la población local y, aún a día de hoy, en Letonia, y especialmente Estonia, hay sitios con un 40% de población de origen ruso. Ellos tomaron el lugar de los (autóctonos) que fueron deportados. Estaban llevando a cabo la 'rusificación' de estos países", sostuvo Jukneviciene.

Según ella, se trata de un objetivo que es "muy similar" a lo que el Kremlin pretende lograr ahora con los desplazamientos forzosos de civiles ucranianos hacia territorio ruso, en medio de la guerra que azota al país desde que fuera invadido el pasado febrero.

A finales de mayo, las autoridades ucranianas denunciaron que más de 1,3 millones de civiles habían sido enviados de forma forzosa a Rusia y precisaron que, en concreto, 240.000 de ellos son niños.

"Sin embargo, ahora en Ucrania se da una situación paradójica, y es que el Kremlin está matando también a población rusófona del Este del país. Es gente que habla ruso y que en ningún caso tienen prohibido usarlo", destacó Jukneviciene.

Para la eurodiputada lituana, el Ejército ruso está llevando a cabo un "genocidio" y afirmó que "están reemplazando a la gente autóctona solo por el hecho de ser ucranianos o de vivir en Ucrania".

Este hecho demuestra, en su opinión, que el homenaje que ella ha impulsado en el Parlamento para las víctimas de las deportaciones soviéticas "no es solo un asunto histórico", sino que también refleja "la situación actual del continente europeo".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.