Estudio asocia bajo consumo de lácteos con menopausia precoz

Shereen Lehman

(Reuters Health) - Las mujeres de 40 años que más vitamina D

y calcio consumen a través de la comida tendrían menor riesgo de

llegar a la menopausia antes de los 45, de acuerdo con un nuevo

estudio.

Tomar suplementos de vitamina D o calcio no dio buen

resultado en un estudio nacional sobre enfermeras, según

recuerdan los autores en American Journal of Clinical Nutrition,

y señalan que existirían otras sustancias en los lácteos que

podrían explicar su aparente efecto protector.

"La menopausia precoz afecta la salud femenina. Eleva el

riesgo de desarrollar enfermedad cardiovascular, deterioro

cognitivo y osteoporosis tempranamente", indicó la autora

principal, Alexandra Purdue-Smithe, epidemióloga de la Escuela

de Salud Pública y Ciencias de la Salud de la University of

Massachusetts.

La experta dijo que la menopausia precoz afecta de manera

significativa la capacidad de concebir cuando se desee, con

consecuencias psicológicas y económicas, en una época en la que

las mujeres postergan la maternidad.

"Dado que (la menopausia precoz) afecta al 10 por ciento de

las estadounidenses, como en otros países occidentales, hay que

comenzar a investigar si existen factores de riesgo

potencialmente modificables", señaló.

Cuando una mujer deja de menstruar, disminuyen los niveles

de hormonas como el estrógeno. Esto ocurre normalmente entre los

45 y 55 años. La menopausia antes de los 45 es "precoz".

La vitamina D participa en algunos mecanismos hormonales de

la menopausia precoz, pero poco se sabe sobre cómo la vitamina D

y el calcio de la dieta modifican ese riesgo, según publica el

equipo.

Los autores analizaron los datos del llamado Nurses' Health

Study II, un estudio prolongado sobre más de 100.000 enfermeras

de Estados Unidos de entre 25 y 42 años en 1989, cuando

comenzaron a responder cuestionarios sobre su estado de salud,

estilo de vida y conductas cada dos años. Aportaron información

alimentaria cinco veces en 20 años.

El seguimiento original duró hasta el 2011, cuando 2.041

mujeres tenían menopausia precoz.

"Las participantes que más vitamina D consumían a través de

la dieta tenían un 17 por ciento menos riesgo de llegar a la

menopausia precozmente que las participantes que menos vitamina

ingerían", dijo Purdue-Smithe.

Eso estuvo asociado con fuentes lácteas, como la leche, y no

lácteas, como el aceite de pescado. Con el calcio, esa

diferencia del nivel de riesgo era del 13 por ciento y, de

vuelta, los lácteos parecían aportar el beneficio.

El consumo de suplementos con altas dosis de calcio estuvo

asociado con un aumento del riesgo de llegar a la menopausia

precozmente. Pero, para el equipo, esas mujeres también tendrían

osteoporosis u otros trastornos que también son factores de

riesgo de la menopausia precoz.

La deficiencia de vitamina D y calcio en la alimentación

femenina, sobre todo con la edad, eleva el riesgo de perder

densidad mineral ósea, desarrollar osteoporosis y sufrir

fracturas óseas.

FUENTE: American Journal of Clinical Nutrition, online 10 de

mayo del 2017