Cómo estudiar en una de las universidades más prestigiosas del mundo con todos los gastos cubiertos: la experiencia de un argentino

·6  min de lectura
universidad de Oxford
Shutterstock

Según el ranking 2020 de The Times Higher Education, la Universidad de Oxford es la mejor del mundo. Con más de 900 años de historia, formó a muchos líderes mundiales, entre ellos, 28 primeros ministros del Reino Unido; Bill Clinton, el expresidente de Estados Unidos; los economistas Adam Smith, Alfred Marshall, E. F. Schumacher y Amartya Sen; el científico Stephen Hawkings. Además, en el último tiempo, la universidad se destacó en el mundo por el desarrollo de la vacuna Oxford AstraZeneca.

Pero el valor de la matrícula anual sumado al costo de vida en el Reino Unido puede ser inalcanzable para la mayoría de los argentinos. Sin embargo, hoy existen becas que permiten estudiar en la prestigiosa universidad europea sin pagar nada. El programa de Liderazgo Weidenfeld-Hoffmann, por ejemplo, cubre el costo total de las maestrías, el alojamiento y hasta un estipendio para los gastos diarios de los estudiantes seleccionados. Cada año son elegidos 35 aspirantes para participar de este programa. Este año dos argentinos están entre los elegidos: César Sánchez Casares y Matías Carpio.

César Sánchez Casares tiene 29 años
Gentileza


César Sánchez Casares tiene 29 años (Gentileza/)

Sánchez Casares tiene 29 años, es licenciado en Letras, y está cursando la maestría en Políticas Públicas en la Universidad de Oxford. Trabajó durante varios años, pero decidió dejar su puesto para estudiar en el exterior porque quería entender cómo están resolviendo, en distintos lugares del mundo, los problemas que se viven en la sociedad. “Sin la beca total no hubiera podido estudiar en esta universidad. El programa tiene un costo de más de 45.000 libras esterlinas”, cuenta.

El caso Domenech: ¿Justicia de Familia o censura y atropello?

Aunque la beca cubre todos los gastos, el estudiante argentino aclara que para aplicar es necesario pagar 75 libras esterlinas (unos US$ 100) y el examen de inglés que tiene un valor que ronda los US$ 200.

Los becarios participan, además, de un programa de liderazgo. Aprenden a crear una empresa y presentan sus ideas frente a paneles de inversores ángeles en Londres. Al mismo tiempo, participan de un ciclo de conversaciones sobre filosofía moral para la toma de decisiones.

En la universidad inglesa se pueden estudiar muchas maestrías. Las dos más elegidas son la maestría en Administración de Empresas y la maestría en Políticas Públicas, pero hay estudios en todas las áreas de conocimiento incluyendo ciencias de la salud y biología.

En el caso de César, él es uno de los 141 estudiantes de 48 países distintos que cursan Maestría en Políticas Públicas en Blavatnik School of Government de la Universidad de Oxford. Con una duración de 12 meses, estudiantes de todo el mundo se entrenan para resolver los grandes desafíos que afrontan los gobiernos de todo el mundo. Las materias del programa son: Economía, Derecho, Filosofía Política, Oratoria y Escritura efectiva, entre otras. Además, los estudiantes acceden a charlas con líderes mundiales. Por ejemplo, en lo que va del año, ya recibieron al ex CEO de Google y a Erich Schmit, al líder del Parlamento británico, entre otros referentes de gobiernos, compañías y organismos internacionales.

Cómo aplicar, paso a paso

En primer lugar, es necesario completar un formulario y escribir cuatro ensayos breves.

El programa tiene un costo de 45.890 libras esterlinas, pero muchos de sus estudiantes reciben becas parciales o totales para cubrir la matrícula universitaria. “No hay que dejarse intimidar por la reputación de Oxford. La experiencia de cada uno de nuestros estudiantes, su deseo de aprender uno del otro y su vocación por poner en práctica lo aprendido en el servicio público es lo que enriquece a nuestra comunidad. No dejen que el miedo los aleje de la posibilidad de hacer la diferencia en su país”, resalta Richenda Gambles, directora de Admisiones en Blavatnik School of Government.

César Sánchez Casares y Matías Caprio en la universidad de Oxford
Gentileza


César Sánchez Casares y Matías Carpio en la universidad de Oxford (Gentileza/)

Las aplicaciones para el programa que inicia en septiembre del 2023 estarán abiertas hasta el 7 de enero de 2022. Para aplicar es necesario: completar un formulario de aplicación, enviar una carta de motivación, escribir un ensayo de recomendación de una política pública, enviar tres cartas de recomendación profesionales o académicas y rendir un examen internacional de inglés.

Los 35 estudiantes elegidos por la fundación Weidenfeld-Hoffman formarán parte de los más de 6000 estudiantes admitidos por la Universidad de Oxford cada año. En toda la historia de este programa ya son ocho los estudiantes argentinos que fueron becados.

Criterios de admisión:

Excelencia académica y analítica: la escuela de Gobierno busca personas con destacadas calificaciones académicas y con la capacidad analítica para resolver problemas complejos. Pueden aplicar profesionales de distintas áreas de conocimiento.

Fuerte compromiso con el servicio público: quienes aplican deben demostrar que realmente quieren liderar un cambio positivo en alguno de los temas más urgentes para sus comunidades y para el mundo.

Habilidad para demostrar liderazgo y generar impacto: la escuela de Gobierno busca candidatos que hayan superado las expectativas de las personas o comunidades en las que hayan trabajado y que, al mismo tiempo, hayan colaborado con ellas de forma efectiva.

Claves para conseguir la beca

Aunque los requisitos pueden cambiar según el curso o maestría elegida, siempre exigen un alto rendimiento académico en la carrera anterior, un muy buen nivel de inglés y, sobre todo, una razón clara por la que estudiar allí. “Es importante saber explicar cómo vas a generar un impacto mayor gracias a esa carrera. Además, las tres cartas de recomendación profesionales o académicas son muy importantes. Un consejo clave es conseguir referentes que realmente te conozcan y puedan describir qué te distingue como profesional”, asegura César.

Este estudiante explica, también, que es habitual que Oxford ofrezca becas parciales, que cubren parte de la matrícula universitaria. “Muchas personas ni lo intentan porque piensan que no podrán entrar, pero no es así. Los argentinos tenemos una muy buena educación superior y estamos listos académicamente para entrar. Hay que animarse a aplicar y dedicar tiempo a contar muy bien tu historia y las razones por las que ellos deben elegirte”, agrega.

Como en Harry Potter

La universidad de Oxford está integrada por 39 “colleges”. Para los estudiantes de grado, los colleges funcionan de forma similar a las “casas” de la saga Harry Potter, viven y toman clases ahí. En cambio, para los estudiantes de posgrado los colleges son un lugar donde pueden socializar y generar nuevas oportunidades de networking.

Además, en los colleges se hacen las cenas formales, donde los estudiantes visten el atuendo tradicional, con el traje oscuro, la capa y el moño. El ritual de la cena formal puede cambiar según college, pero usualmente existe una “mesa alta”, donde se sientan profesores, invitados especiales, autoridades y estudiantes de doctorado, y las mesas alargadas para los estudiantes. Usualmente se hace una oración en latín o bien un coro canta antes de comenzar a cenar.

“Lo mejor de estudiar en Oxford es que te encontrás con gente muy interesante de todo el mundo. Es probable que aprendas más de tus compañeros, que de las clases. Además, la universidad invita todo el tiempo a líderes internacionales. Tendrás la oportunidad de tener una clase con el CEO de Google y que responda tus preguntas, por ejemplo”, resume César.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.