Anuncios

Una estadounidense murió víctima del ataque de un tiburón en Bahamas

Un tiburón
Un tiburón

Una turista estadounidense de 44 años que visitaba Bahamas murió este lunes por un ataque de tiburón. Según informaron las autoridades policiales de ese país caribeño, el episodio sucedió en momentos en que la mujer practicaba remo.

La agresión ocurrió en cercanías del hotel resort Sandals Royal Bahamian de la isla de New Providence, donde se encuentra la capital, Nassau. Ante el terrible escenario, un socorrista llevó hasta la orilla a la víctima -procedente de Boston- , y a un familiar que estaba con ella para practicarle una reanimación cardiopulmonar.

“Se practicó la reanimación cardiopulmonar a la víctima. Sin embargo, sufrió heridas graves en el lado derecho del cuerpo, incluida la región de la cadera derecha y también la extremidad superior derecha”, señaló la policía local e informó que luego fue declarada muerta por los servicios de emergencia.

Una mujer murió en Bahamas víctima del ataque de un tiburón
Una mujer murió en Bahamas víctima del ataque de un tiburón

En tanto, en un comunicado del complejo hotelero lamentaron el trágico suceso. “Nos entristece profundamente el trágico fallecimiento de una huésped mientras realizaba una actividad de paddleboarding a casi una milla de la orilla. Deseamos expresar nuestro más sentido pésame a la familia y seres queridos de la huésped. Seguimos en estrecho contacto con ellos y les estamos prestando todo el apoyo posible en estos difíciles momentos”, escribieron.

El archipiélago de Bahamas, con más de 3000 islas, alberga una gran cantidad de complejos hoteleros y buena parte de su economía depende del turismo. Según indica el Archivo Internacional de Ataques de Tiburón -una base de datos actualizada por el Museo de Historia Natural de Florida-, los ataques en esa zona y en otros lugares son inusuales, “con 89 de estos incidentes registrados a nivel mundial”.

Gavin Naylor, integrante del equipo del Archivo, explicó al portal ABC que, por la cantidad de turistas que llegan a las Bahamas, los tiburones son “un poco menos precavidos” de lo que suelen ser. En la zona, el turismo se concentra en las experiencias en el mar, especialmente para ver a los animales marinos o sumergirse con ellos.

Generalmente, son mordeduras accidentales. Piensan que es algo más. De vez en cuando, sí se concentran en una persona, y es muy intencional”, indicó el especialista.

En ese sentido, de acuerdo con los datos de ese archivo, Bahamas registra 33 ataques desde el año 1580. El antecedente más cercano se registró el año pasado, cuando una mujer, también de origen estadounidense, murió durante una práctica de snorkel tras ser atacada por un tiburón en medio de una excursión.

La muerte de la ciudadana estadounidense ocurrió un día después de otro episodio similar que tuvo escenario en Jalisco, México, donde una joven de 26 años murió tras ser mordida en una pierna por un tiburón mientras nadaba con su hija de cinco años, que resultó ilesa.

Con información de AFP