Esta imagen del peligroso huracán Michael fascina por su parecido a una calavera

En momentos en que el letal huracán Michael azota las costas de Estados Unidos, un meteorólogo ha hecho una fascinante observación: algunas imágenes satelitales de la tormenta parecen mostrar una forma similar a un cráneo.

Captura de imagen del huracán Michael que asemeja a un cráneo. Foto National Oceanic and Atmospheric Administration.

La siniestra captura se viralizó con un tuit del meteorólogo, Jim Dickey, el martes a la mañana, cuando el huracán todavía se encontraba en categoría 2: “#Michael tiene apariencia de ‘cráneo’ en el satélite IR (infrarrojo) esta mañana, mientras el ojo comienza a despejarse a través del CDO“.

Por lo menos eso nos parece, y la imagen funciona a la vista como si se tratara de una peculiar prueba de Rorschach.

Michael tiene potencial de crear una catástrofe a causa de sus vientos de 250 km/h y fuertes lluvias en el área conocida como Panhandle de Florida, una región con más de un millón de habitantes nunca ha sufrido el impacto de un huracán de esa potencia.

La cuenta de Twitter de AccuWeather se hizo eco del descubrimiento con video y recordó una imagen similar hallada el 6 de octubre de 2017, cuando el huracán Matthew sobrepasaba Haití.

Repercusiones

Las respuestas de los usuarios a la imagen compartida por Diceky no tardaron en aparecer. Algunos intentaron encontrarle una explicación a la calavera, otros reaccionaron con miedo y algunos con humor.

“Quizás sea solo yo, pero tengo una pista de la máscara del Fantasma de la Ópera”, escribió @BuckeyeStorms.

@Jaycare5 dibujó una imagen.

“La Biblia dice que estamos en guerra con los principados del aire. Este huracán no es culpa de Dios, sino de Satán”, publicó @leachtom07.

@thomasg20005 escribó: “Esa es la calavera de la muerte utilizada por la SS Nazi en 1940”.

“Nos está dejando saber que es un asesino”, twitteó @AutumnsHue56.

Lo que realmente asusta, sin embargo, es que Michael ya será la tormenta más fuerte del año en tocar tierra en EEUU (Florence lo hizo con categoría 2). Un verdadero monstruo, como revelan estas imágenes captadas desde la Estación Espacial Internacional: