Esposa de Manuel Zelaya lanza precandidatura y pide nueva Constitución

Agencia EFE

Tegucigalpa, 25 ene (EFE).- La esposa del expresidente de Honduras Manuel Zelaya, Xiomara Castro, lanzó este sábado su precandidatura a la Presidencia del país por cuatro corrientes del partido Libertad y Refundación (Libre) y propuso elaborar una nueva Constitución para "refundar" al país.

"El pueblo hondureño demanda una solución inmediata a los graves problemas de dependencia externa, pobreza, corrupción y opresión en que nos han sometido los del Partido Nacional (en el poder)", dijo Castro en San Pedro Sula, norte del país, ante decenas de militantes de Libre que portaban banderas rojas y negras de esa colectividad político.

La también ex primera dama de Honduras buscará por segunda vez convertirse en la primera presidenta en la historia de Honduras, luego de haber sido derrotada en las elecciones generales de 2013 por el actual presidente, Juan Orlando Hernández.

Castro señaló que el Partido Nacional "no puede continuar gobernando el país" y pidió a la oposición "encontrar la unidad y no caer en el juego de la dictadura de sembrar la traición y la división entre nosotros".

NUEVA CONSTITUCIÓN

Acompañada también de los diputados de Libre, que este sábado no asistieron a la sesión de instalación de la tercera legislatura del Parlamento, Castro propuso la creación de un "gran acuerdo nacional" que involucre a los sectores políticos, económicos y sociales para "la refundación" de Honduras.

El acuerdo debe contemplar el "retorno al orden democrático y el Estado de derecho con una nueva Constitución de la República aprobada por el pueblo", subrayó la esposa de Zelaya, quien fue derrocado el 28 de junio de 2009, cuando promovía reformas constitucionales, desoyendo impedimentos legales.

"Para transformar a Honduras y poder vencer esta dictadura se requiere unidad política alrededor de estos principios de un Estado republicano", enfatizó Dijo además que espera que la nueva contienda electoral, que iniciará en marzo de 2021, cuando los diferentes partidos celebren elecciones internas previo a los comicios generales de noviembre de ese mismo año, sea "limpia y transparente".

DICTADURA GENERA POBREZA Y MUERTE

Castro responsabilizó al Partido Nacional de "organizar esta criminal dictadura que solo genera pobreza, miseria y muerte", así como del millonario saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social.

El Partido Nacional también es responsables, añadió, de "montar el monstruoso fraude para burlar la voluntad del pueblo" y, además, aprobaron "la reelección ilegal" para que el presidente del país, Juan Orlando Hernández, continuará en el poder.

Los nacionalista además "derrocaron" el Gobierno "democrático" de Manuel Zelaya, subrayó la exprimera dama, que instó a la corrientes de Libre y al pueblo hondureño a "unir las voluntades y fuerzas para sacarlos del poder que hoy usurpan".

"Todos debemos entender que unidos somos fuertes y que un pueblo organizado en resistencia es invencible", destacó Castro, quien aseguró que en Honduras "no existe separación de los poderes".

CONDICIONES ECONÓMICAS "DEPLORABLES"

En lo económico, Castro dijo que en los últimos años el Gobierno ha creado condiciones "deplorables y hostiles para la inversión, desesperanza para el pueblo incrementando los impuestos, la pobreza, la desigualdad y el desempleo".

Agregó que los únicos ganadores con esa política económica son "los socios y los amigos de Juan Orlando".

El país destinó el año pasado alrededor de 42.000 millones de lempiras (unos 1.600 millones de dólares) para pagar intereses y capital de la deuda externa, cifra que refleja "la trágica dimensión de las privaciones que le esperan al pueblo", señaló la esposa de Zelaya.

El Gobierno además ha hecho "fracasar la economía y, por ende, al pueblo hondureño", añadió Castro, quien aseguró que los nacionalistas "son incompetentes, no pueden continuar gobernando nuestro país".

Lamentó que el Gobierno atienda "la receta" del Fondo Monetario Internacional (FMI) al depreciar el lempira, la moneda hondureña. EFE

ac/cav

(c) Agencia EFE