Esperan hasta 3 horas para comprar un uniforme en La Paz

·3  min de lectura

LA PAZ, BCS., agosto 28 (EL UNIVERSAL).- La señora Haydé López ya está cansada. Es casi mediodía del domingo, con 36 grados de temperatura y humedad. Lleva cinco días buscando el mejor precio y haciendo filas de hasta tres horas para poder comprar los uniformes de sus nietos, en La Paz, Baja California Sur.

Y es que la Secretaría de Educación Pública en la entidad hizo llegar los vales a las escuelas la semana pasada, y en algunos casos, incluso el viernes, por lo que de última hora, profesores se organizaron como pudieron para atender a los padres, quienes este sábado y domingo se han apostado en las puertas de las tiendas de uniformes en busca de los mejores precios.

"El vale de útiles y uniformes en la primaria apenas me lo entregaron el viernes, y eso que toda la semana fue de dar vueltas y vueltas revisando los precios para ver dónde estaban mejor", platica a EL UNIVERSAL, la mujer de 50 años.

Doña Haydé se hace cargo de sus cinco nietos, uno está en la secundaria, otro va a la primaria y uno más a la preparatoria, y lo que recibió de vales le alcanzó apenas para unas playeras, shorts y cuadernos, y no para todos. Algunos tendrán que reutilizar y conforme avance el ciclo escolar irá comprando el resto de material.

"Yo junté los vales de los de la secundaria y me alcanzó para dos playeras, un short para el niño y una mochila, y anduve viendo las ofertas y haciendo filas en varias tiendas. En una papelería me hicieron el 20 por ciento de descuento y apenas así. Fíjese, nada más en cuadernos fueron como 800 pesos y un solo uniforme, sin la playera cuesta 450 pesos. Al de preparatoria solo le compré un cuaderno", narró.

Los precios este año están más elevados que el ciclo escolar pasado. Por eso anduvo de tienda en tienda para revisar las mejores ofertas, y las filas ya para comprar este fin de semana han sido "interminables". Rodean los comercios y llegan hasta los estacionamientos o casas aledañas.

"Es cansado andar esperando y mucha gente nos critica o nos dice que dejamos todo a lo último, pero no, es que los vales los entregaron al final y antes no podíamos comprar. No alcanza de plano. Si así, de todas formas una tiene que completar", comentó.

Los vendedores de elotes y raspados han llegado hasta ahí, en el local ubicado en Isabel la Católica y Márquez de León, para ofrecer sus productos y que la espera se haga más llevadera.

Madres y padres de familia, algunos con sus hijos, esperan en las guarniciones, en las jardineras y donde pueden recargarse para descansar. Pareciera la misma foto en cualquiera de las cuatro principales tiendas de uniformes en La Paz.

Natalia tiene a su hijo en secundaria y coincide en que los vales se los entregaron el miércoles, pero ella se fue directo a un comercio donde ya sabe que son los mejores precios, pero no escapó de esperar tres horas para poder comprarlo, platicó en entrevista.

En las filas para las compras también hay molestia porque, según platicaron algunos padres, incluso al llegar al mostrador, encuentran que las tallas están agotadas.

"Lo más seguro es que muchos niños vayan sin uniforme esta semana", platica Inés, que llegó una hora antes de que abrieran la tienda.