Anuncios

El espectacular regalo de boda en Oaxaca que resulta pequeño comparado con la fiesta

Las bodas en el estado de Oaxaca, México, se caracterizan por durar varios días, rebosar de comida, música, baile, regalos y cientos de invitados; estas celebraciones conllevan minuciosos rituales a lo largo de varios meses, los cuales, quienes son ajenos a ello pueden conocer a través de videos que algunos protagonistas han publicado en TikTok.

Usuarios como @beelenguerra y @csarblas han dejado algunos videos que nos permiten tener una idea de lo que conlleva el complejo evento de una alianza matrimonial en algunas regiones oaxaqueñas.

Uno de los videos que ha causado asombro es el publicado por el usuario de TikTok @superfredy18 donde se observa a un gran número de personas llegando a la celebración de una boda acompañados de música de banda y bailando con los regalos, los cuales no son poca cosa, pues se trata de muebles enormes entre ellos comedores, roperos, tocadores, armarios y otros enseres.

En relación a esa costumbre, el cronista de Tlacolula de Matamoros, Gerardo García, comentó al medio local NVI Noticias: es tradición que los padrinos de bautizo, confirmación y primera comunión sean quienes llevan como regalos los muebles.

Y en el caso de las poblaciones que se encuentran en la Sierra Norte y la Sierra Sur: “los padrinos deben entregar los obsequios bailando, por lo que se hacen acompañar por una banda de viento anunciando su arribo a la boda al ritmo de sones, chilenas, paso dobles y danzones”.

García explicó que al día siguiente los padrinos son reconocidos por los padres de los novios con un guajolote vivo, con el cual deben bailar.

Sobre ello, la pedagoga Kupijy Vargas escribió en el portal ‘Mal vestida’: “la calle se vuelve una fiesta y un desfile de roperos, mesas, platos, lavadoras, metates, regalos, canastas llenas de pan y fruta mientras el mezcal se reparte. Ese lugar, la música y lo que implica una boda para las familias, se convierte en una expresión de amor y compromiso, pero, sobre todo, es parte de la historia de una comunidad, de cientos de personas y de muchas familias”.

Pero estos videos solo muestran una mínima parte lo que en realidad involucran las bodas en los distintos poblados de Oaxaca. En el artículo ‘Gozona y fandango: fuentes de legitimidad de la alianza matrimonial en Yalálag, Oaxaca’ publicado en la revista Península de la UNAM en 2017, se aborda de forma minuciosa todo el proceso que se lleva a cabo:

La realización de una boda ocupa de seis a doce meses, a lo largo de los cuales se suceden visitas, promesas y regalos entre las familias de los contrayentes. El umbral de este proceso se sitúa en el rito de pedir a la novia”, menciona la publicación.

Cuando se aprueba el matrimonio por parte de la familia de la novia, “el padre y la madre del novio hacen una segunda visita donde llevan mezcal y cigarros, ahí preguntan a los padres de la novia cuántos guajolotes y qué otros alimentos van a necesitar para realizar la celebración de esta nueva alianza”.

Algo que se ve en los videos es que la gente va llegando con sus regalos y una mujer va apuntando quienes y qué entregan, a esto, señala el artículo, se le llama Gozona, que “es un término de la lengua zapoteca de la Sierra Norte que significa intercambio recíproco”.

En la región se le conoce de otras formas: “los pueblos zapotecos del Valle emplean guelaguetza, y los del Istmo de Tehuantepec, guendalizáa”, pero explican que básicamente es un lazo social creado por el intercambio y la reciprocidad.

¿Realmente duran varios días?

De acuerdo con la publicación, en efecto, son varios días los que involucran el cenit de la boda, pues comienzan con el llamado ‘lunes, toma de la cuenta’ que es cuando se entrega una relación de invitados a los que anteriormente les han dado gozona y por lo tanto asistirán a la boda.

Al siguiente día ocurre el llamado martes de sacrificio de los guajolotes en casa del novio y entrega solemne en casa de la novia; el miércoles se realiza la entrega de las cuentas. El juevesocurre el recalentado o preparación del fandango, donde se consumen los alimentos que sobraron de las anteriores reuniones y luego de la boda se realiza el fandango en casa del novio.