Un ‘espantoso olor’ lleva a descubrir el esqueleto de un enorme cocodrilo en un pantano de la Florida

·2  min de lectura
JAMIE MURDOCH

Una senderista intrigada por un “espantoso olor”, descubrió algo que rara vez se ve en los pantanos de la Florida: el esqueleto de un cocodrilo, cuyo cadáver misteriosamente no fue devorado tras haber muerto.

Jamie Murdoch hizo el hallazgo el 7 de agosto, cuando los niveles del agua bajaron varios pies en la reserva de 1,267 hectáreas, Circle B Bar, ubicada en el Condado Polk.

Murdoch, que practica la fotografía como pasatiempo, colgó una solemne foto del esqueleto en el portal de Facebook, Alligators of Florida, donde ha motivado cientos de reacciones y de comentarios.

“Me pareció que casi todo el esqueleto estaba entero”, le dijo Murdoch a McClatchy News.

“Nunca antes había visto un esqueleto intacto. Y estaba también muy desteñido. Por lo general, los esqueletos se desbaratan, porque el cráneo es muy frágil”.

En la foto de Murdoch, todo indica que el cocodrilo murió mientras descansaba a la orilla del lago, con la mitad del cuerpo en las fangosas aguas verdes.

Los cocodrilos de la Florida son notorios caníbales, conocidos por devorarse entre sí, lo mismo vivos que muertos. Este proceso implica muchos desgarrones y pocas veces termina con los esqueletos intactos.

Caimán ataca ferozmente a hombre en Florida. Así terminó el temeroso encuentro

Murdoch dijo que el “espantoso olor” lo notaron primero los visitantes de Circle B en julio, cerca de un muelle en Lake Hancock. Era evidente que “algo muy grande estaba muerto”, dijo Murdoch.

Un mes más tarde, Murdoch regresó al área y vio algo que confundió con un nido de cocodrilos.

“Me detuve cuando vi algo blanco y pensé que eran huevos de cocodrilos. Cuando me acerqué, vi que era ¡el esqueleto de un cocodrilo!”, dijo.

“Me quedé pasmada, porque era un cocodrilo grande, de por lo menos nueve pies. Me sentí un poco triste, y tenía muchas preguntas en la mente”, agregó.

Entre las principales interrogantes estaban cómo murió, pero el esqueleto estaba en un lugar que impedía inspeccionarlo de más cerca, dijo.

Consejos para prepararte en caso de que te encuentres con un cocodrilo

Tres días después, volvió y encontró que los niveles del agua habían subido y cubrían al esqueleto.

“De la misma forma misteriosa que apareció, desapareció”, dijo Murdoch.

“Lo interesante de todo, es que nunca uno ve algo así. Cuando uno encuentra algo semejante, enseguida piensa que incluso estos tremendos depredadores son mortales. Hasta muertos, son muy impresionantes”.

Los expertos estiman que en la Florida viven 1.3 millones de cocodrilos, y se pueden encontrar en los 67 condados, según la Comisión de Pesca y Conservación de la Vida Silvestre de la Florida (FWC). El cocodrilo más grande que jamás se ha hallado, medía 14 pies, y tres pulgadas y media, dijo la agencia.

Traducción de Jorge Posada