¿Sabremos alguna vez la verdad sobre el espionaje de 'Pegasus'?

·3  min de lectura
Pedro Sánchez prometió transparencia total para desentrañar 'Pegasus', el mayor espionaje del que ha sido víctima el Gobierno de España (Photo By Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)
Pedro Sánchez prometió transparencia total para desentrañar 'Pegasus', el mayor espionaje del que ha sido víctima el Gobierno de España (Photo By Eduardo Parra/Europa Press via Getty Images)

En medio de la tormenta de 'Pegasus' por el espionaje a destacados dirigentes del independentismo catalán, unido a la confirmación de que varios ministros -junto al propio presidente del Gobierno- también sufrieron violaciones de sus dispositivos móviles, Pedro Sánchez tuvo que ingeniárselas para salir vivo del escándalo. En su defensa, entre otras muchas cosas, llegó a hacer un ejercicio de transparencia prometiendo que se desclasificaría toda la información que fuera requerida en sede judicial "siempre que no afecte a la seguridad nacional".

"Comparezco para rendir cuentas sobre las informaciones del programa 'Pegasus', ya que distintos grupos han puesto en duda el compromiso del Gobierno con la política de acercamiento con Cataluña", señaló en el Congreso de los Diputados lamentando que las intervenciones telefónicas hubieran "minado la confianza" y "la buena relación" entre el Ejecutivo central y la Generalitat.

Ahí quedó la cosa. Pero ese día ha llegado. El juez de la Audiencia Nacional José Luis Calama quiere conocer qué documentos secretos se han podido ver afectados y, para ello, ha dirigido un suplicatorio al Consejo de Ministros con objeto de que proceda a desclasificar los asuntos, actos, documentos, informaciones, datos y objetos, declarados secretos o reservados.

Desde Moncloa aún no se han pronunciado, pero de su respuesta dependerá que se sepa, o no, 'qué', 'quién' y 'cómo' se espió con 'Pegasus'. Un programa que España también tiene en su poder, por cierto.

GUÍA | Los pasos que tienes que seguir para poder ver un tuit no disponible por tus preferencias de privacidad

Por el momento el Gobierno ha señalado que, además de los líderes independentistas, fueron tres los ministros espiados. Que, efectivamente, hubo "un fallo de seguridad" que favoreció la entrada del software espía. Y que los autores del mismo fueron "actores desconocidos, completamente ajenos a la administración española".

No es fácil reconocer el fallo, y mucho menos airear detalles de la brecha de seguridad. Pero la ministra de Defensa, Margarita Robles, y de Interior, Fernando Grande-Marlaska, han sido citados para que informen de la documentación que pudo verse afectada cuando sufrieron el ataque. De toda, incluida la guardada bajo llave con el sello de "clasificada".

Aparte de saber qué parte de la soberanía y seguridad del país quedó expuesta, hay muchas otras preguntas sin resolver.

  • ¿Quién ordenó y realizó el espionaje?

  • ¿Hubo más de un espía al haberse descubierto dos fallas diferentes una relacionada con el ‘Catalangate’ y contra con la seguridad interior y exterior de España?

  • ¿Por qué no se informó antes y tuvo que destaparse el asunto por una publicación de Citizen Lab? -el laboratorio interdisciplinar para Asuntos Globales y Política Pública de la Universidad de Toronto-.

  • ¿Han participado de alguna manera las cloacas del Estado?

  • ¿Fue la exjefa del CNI la responsable del fallo interno o fue una cabeza de turco?

En vídeo | El Gobierno aprobará este mes el anteproyecto de la Ley de Secretos Oficiales

Más historias que te pueden interesar:

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.