Anuncios

España localiza cientos de propiedades de oligarcas rusos entre casas, aviones y yates

Madrid, 23 feb (EFE).- La Guardia Civil ha localizado en España más de 450 propiedades de oligarcas rusos, entre ellas 357 inmuebles, siete yates y diez aeronaves, en el procedimiento de investigación y sanciones de la Unión Europea (UE) desde que comenzó la guerra de Ucrania, de la que se cumplen dos años este sábado.

El cuerpo español de seguridad ha identificado, además, a los titulares de 30 productos financieros y de 28 sociedades y empresas, según explicaron a EFE fuentes de la Unidad Central Especial (UCE-3) de la Guardia Civil.

Son propietarios de bienes de naturaleza diversa valorados en cientos de millones de euros, y que engrosaron la lista de personas o entidades propuestas para ser sancionadas.

Hasta el momento, la UE ha sancionado -generalmente con medidas administrativas como la inmovilización de los activos financieros o de los bienes- a 1.412 personas y 174 entidades.

Aunque ya en 2014, con la invasión rusa de Crimea, la UE puso en marcha un paquete de medidas para el bloqueo de activos rusos, fue en 2022, después de que Rusia invadiera Ucrania, cuando impulsó el procedimiento para bloquear los bienes muebles e inmuebles y los productos financieros de oligarcas.

En España se creó un grupo de trabajo interministerial para coordinar la labor de identificación de personas o entidades que apoyan al régimen del presidente ruso, Vladímir Putin, o son de su entorno de confianza, tanto en la diplomacia como en el sector económico.

Aparte del trabajo de otros cuerpos de seguridad, esta labor de inteligencia e información recayó en la UCE-3 de la Guardia Civil para, fundamentalmente, investigar las propiedades de los oligarcas próximos a Putin y comprobar la titularidad real, ya que muchas están a nombre de testaferros o sociedades pantallas y cuentas en paraísos fiscales.

En todo este tiempo, y en una labor que requería premura para que los dueños no se deshicieran de los bienes por el temor a las sanciones, los agentes españoles han puesto nombre y apellido a esos cientos de propiedades de alguna manera vinculadas a España.

Como recuerdan las fuentes consultadas, el objetivo de esas sanciones y bloqueos es imposibilitar que se siga financiando la guerra.

Colaboración con EE.UU.

Solo en un porcentaje muy bajo, vincular la propiedad, la sociedad o el producto financiero con el verdadero titular ha resultado fácil.

En la mayoría de casos, el uso de testaferros, de domicilios fiscales fuera de España, de empresas pantallas y otras artimañas han dificultado la identificación del titular real, pero se ha conseguido. Y el bloqueo de la propiedad se ha ordenado en un porcentaje muy alto.

Quizá los casos más llamativos hayan sido los de los yates inmovilizados en España y, en especial, los que se han bloqueado en coordinación con Estados Unidos, que ha recurrido a la Guardia Civil para ello dentro de su particular política de sanciones, que no excluyen el ámbito penal.

Entre los yates rusos en los que la Guardia Civil ha intervenido figura el Valerie, vinculado al oligarca Sergei Chemezov, valorado en 140 millones de dólares, que fue inmovilizado en Barcelona (noreste).

El Tango fue registrado por el cuerpo de seguridad en Palma (isla mediterránea de Mallorca), valorado en 90 millones de euros, propiedad del multimillonario ruso Viktor Vekselberg.

Y un tercero, el yate Lady Anastasia, fue retenido en Port Adriano (Mallorca), bajo control cuando fue inmovilizado de Alexander Mijeev, un alto cargo entonces del consorcio estatal ruso de fabricación de armas Rostec.

(c) Agencia EFE