Anuncios

España condena en la OSCE ante Lavrov la agresión ilegal de Rusia a Ucrania

Skopje, 30 nov (EFE).- El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, ha condenado hoy ante su colega ruso, Serguéi Lavrov, lo que ha calificado de "agresión ilegal e injusta" de Rusia a Ucrania, y ha reclamado la retirada de todas las tropas de suelo ucraniano.

"En presencia de Lavrov he denunciado una vez más la agresión ilegal injusta de Rusia a Ucrania. He exigido la retirada incondicional e inmediata de todas las tropas rusas de territorio ucraniano" aseguró el ministro en declaraciones a EFE en Skopje, donde ha participado hoy en la apertura del Consejo Ministerial de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

España, que preside este semestre la Unión Europea, ha dejado así claro, según el ministro, que "con el paso de los meses no hay ninguna fatiga en el apoyo, también diplomático a Ucrania, tanto tiempo como sea necesario".

La presencia de Lavrov en esta reunión ha provocado que Ucrania y cuatro países de la Unión Europea y de la OTAN (Estonia, Lituania, Letonia y Polonia), hayan decidido no enviar a sus ministros a este foro.

En contraste, Lavrov ha anunciado encuentros con países como Armenia y Hungría, éste último socio de la UE.

Al respecto, Albarés afirmó que "España no se plantea bajo ningún concepto un encuentro con el señor Lavrov".

El ministro también acusó a Rusia de "retorcer la norma del consenso" que rige todas las decisiones en la OSCE.

Rusia ha bloqueado que Estonia, una antigua república soviética y ahora en la UE y la OTAN, asumiera el año que viene la presidencia de turno de la OSCE, que finalmente ejercerá Malta en una decisión de última hora que aún debe ratificarse mañana.

"La norma del consenso está puesta para que todos nos sintamos a gusto con una decisión, pero no para secuestrar por parte de uno las decisiones y paralizarlas", dijo.

Albarés trasladó su apoyo a Malta y confió en que se renueven los cargos pendientes en la OSCE, entre ellos el de la secretaria general, Helga Schmid, una prolongación que Rusia se opone a que se apruebe en bloque.

(c) Agencia EFE