España abre sus puertas a turistas vacunados de COVID-19

·3  min de lectura

MADRID (AP) — España inició el lunes su temporada turística de verano dando la bienvenida a los visitantes vacunados contra el COVID-19 de la mayoría de los países y reabriendo sus puertos a los cruceros.

Los viajeros de los 27 países de la Unión Europea que no se estén vacunados contra el COVID-19 podrán entrar a España con una prueba negativa de antígenos, que es más barata y rápida que las pruebas de PCR.

Matthew Eisenberg, un estudiante de 22 años, salió emocionado de la sala de llegadas del aeropuerto de Madrid, listo para disfrutar de la capital española junto con dos amigos estadounidenses más.

“Vinimos a España el primer día que pudimos, porque estamos muy emocionados de viajar aquí”, dijo Eisenberg, mostrando el certificado de dos inyecciones de Moderna que recibió en febrero y marzo.

España sigue prohibiendo los viajes no esenciales para personas de Brasil, India y Sudáfrica, donde las variantes del coronavirus son una gran fuente de preocupación.

Las autoridades aceptarán como prueba certificados oficiales de que los visitantes fueron vacunados al menos 14 días antes del viaje o que superaron una infección por COVID-19 en los últimos seis meses.

Los certificados pueden estar en español, inglés, francés o alemán, o sus traducciones equivalentes en español, según la orden del gobierno.

Las vacunas aceptadas son las aprobadas por el regulador europeo de medicamentos: Pfizer-BioNTech, Moderna, AstraZeneca y Johnson & Johnson, así como dos vacunas chinas autorizadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), Sinopharm y Sinovac.

Los mismos documentos serán válidos para los visitantes de la UE hasta que el bloque obtenga su “Certificado Verde Digital” que algunos han denominado pasaporte de vacuna para viajar.

El gobierno español se ha fijado el objetivo de recibir entre 14,5 millones y 15,5 millones de visitantes entre julio y septiembre. Eso es aproximadamente el 40% de los turistas en el mismo período de 2019, pero el doble que el verano pasado.

El turismo es una industria importante que en 2019 representó más del 12% del PIB español.

En otro movimiento para impulsar el turismo, los puertos españoles se abrieron a los cruceros el lunes, casi 15 meses después de que cerraron debido a brotes de coronavirus.

Después de alcanzar un máximo a finales de enero con casi 900 nuevos casos por cada 100.000 habitantes en 14 días, el indicador de contagio de coronavirus en España se ha reducido a 117 por cada 100.000. Su descenso se ha estancado en los últimos días a medida que se propagan nuevas infecciones entre los grupos no vacunados.

En un revés, todavía no se espera un gran número de turistas británicos, quienes aman las playas del sur de Europa, porque deben ponerse en cuarentena a su regreso al Reino Unido.

Aun así, el residente de Manchester, Randolph Sweeting, dijo que sus vacaciones en Mallorca valdrán la pena de la cuarentena obligatoria cuando regrese a casa.

“Estuve aquí dos veces el año pasado y cuando volví a casa tuve que ponerme en cuarentena por mi cuenta durante dos semanas. Entonces no es un problema para mí, lo he hecho antes", dijo el hombre de 68 años en el aeropuerto de Palma de Mallorca.

España ha contabilizado más de 80.000 muertes por COVID-19 desde el inicio de la pandemia.

___

Alicia León y Aritz Parra informaron desde Madrid.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.