Anuncios

Las esferas artesanales elaboradas en centro de México dan brillo y elegancia a la navidad

Puebla (México), 10 dic (EFE).- Las esferas artesanales que se elaboran en el municipio de Chignahuapan, perteneciente al central estado mexicano de Puebla, dan a la temporada decembrina un toque brillante y de elegancia a miles de hogares del país.

Al paso de los años, estas esferas se han convertido en un accesorio fundamental para adornar los árboles de navidad, fachadas de casas, oficinas o cuartos, no solo en México sino en varios países del mundo.

Los artesanos ponen la magia al manipular con manos y boca las varillas de vidrio a altas temperaturas, las cuales, una vez que alcanzan la soltura adecuada tienen que ser sopladas para hacer bombillas de diferentes tamaños o para realizar figuras como hongos, corazones, estrellas, entre otras.

Posteriormente, son llevadas al área de matizado para que puedan adquirir un color plateado que ayude a los artesanos a darles diversos detallados.

Tras este paso las piezas pasan al área de pintura, y es ahí donde comienza la magia porque los pintores comienzan a crear rostros, personajes de caricaturas, escudos de equipos de fútbol e infinidad de modelos en líneas, cuadros y colores que estén con la tendencia de la moda.

Una vez pintadas, algunas pasan al taller de decorado, debido a que necesitan detalles como lentes, barba, sombreros, moños u otras piezas, ya que depende si es un Santa Claus, Abuela Claus, personaje animado u otros. De aquí pasan al área de empacado.

Arturo Amezcua, director de Comunicación del Castillo de la Esfera, compartió con EFE que este espacio está dedicado desde hace 30 años a la elaboración de esferas y se ha mantenido a flote, debido a la variedad e innovación que han presentado.

Refirió que aunado a la experiencia que han adquirido, decidieron realizar recorridos al interior de la empresa para que los visitantes foráneos puedan conocer el proceso de una manera vivencial.

“Nosotros ofrecemos el recorrido para que conozcan el proceso y vean a los artesanos como están trabajando, para que conozcan el valor, el trabajo, por el cual pasa cada una de las esferas", señaló.

Abundó que cada una de las esferas pasa por cerca de 10 personas diferentes para poder llegar a la presentación final y eso le da el toque especial y tradicional "al colgar una esfera de cristal hecha a mano y por mexicanos en nuestro árbol navideño.

Jimmy Bryan, pintor de esferas, compartió que su trabajo es dar vida con colores y brillantinas de diferentes, así como hacer rostros o poner bases para tener una esfera única en cada hogar.

“Los materiales que utilizamos normalmente son básicos (como) pintura, diamantina y resistol, pero podemos llegar a utilizar algún otro material y nuestras herramientas son brochas, pinceles, mamilas y palos de madera”, expuso.

Compartió que diariamente realiza entre 600 y 800 piezas, con diversos motivos o colores que faciliten su manipulación en las áreas que siguen tras la pintura.

(c) Agencia EFE