Anuncios

Yo era escéptica sobre la lectura psíquica. Lo que sucedió con un médium me sorprendió

(CNN) -- Cuando me comprometí a entrevistar y obtener una lectura de un médium psíquico, lo primero que hice fue buscarme en Google, con el fin de ver lo que esta persona podría ser capaz de alguna manera "adivinar" sobre mí.

En Internet se pueden encontrar muchas cosas sobre mí, como el hecho de que tengo una hija de 5 años, el año en que me casé y que mis padres ya han fallecido. Cuando me apunté a mi sesión de Zoom con el médium Christopher Allan, era escéptica sobre si sería capaz de decirme algo sobre mi vida que no estuviera disponible en Internet. Pero un amigo común me había dicho que me sorprendería la capacidad de Allan para saber cosas sobre mí.

A través de nuestras pantallas, vi que Allan es un tipo joven y guapo. Sentado en una habitación con unas pocas guitarras, parecía poco llamativo en comparación con algunos médiums conocidos que leen para arenas de gente o basan su práctica en el mundo de los famosos. Empecé nuestra conversación preguntándole más sobre su trabajo y en qué momento se dio cuenta de que era médium.

Una conexión espiritual

"Desde que tengo uso de razón, siempre tuve  esta conciencia, como un conocimiento interior, de darme cuenta de que hay algo más en mi identidad que esta versión física de mí", me dijo Allan. "Recuerdo tener tres años y mirar a mi madre y decirle: 'Yo soy yo, pero soy más de lo que creo que soy'".

Allan recordó que su sentido de la conciencia y la conexión con un reino espiritual nunca se sintió inquietante o aterrador, y que la conexión con "espíritus", como él lo describe, se siente como una emoción abrumadora de amor.

Contó que es adoptado y que de niño solía decirle a su madre que sentía "nostalgia".

"Echaba de menos a mis amigos y a mi familia en mi país de origen, pero lo que sentía era añoranza del lugar donde estaba espiritualmente antes de venir aquí", explica.

A medida que crecía, Allan dijo que empezó a percibir cuando personas aparentemente sanas iban a fallecer, no mucho antes de que lo hicieran realmente. Al principio, sus padres dudaban de él, pero eso cambió, sobre todo para su padre, cuando empezó a compartir sus habilidades psíquicas con otras personas.

"Se convirtió en mi mayor apoyo y mi mayor confidente", dice de su padre.

Aun así, al principio Allan intentó alejarse de la atracción que sentía hacia las personas fallecidas.

"Cuando era niño sólo quería ser músico. Fui a la universidad para estudiar música y componer canciones, así que intenté por todos los medios apartar esa parte de mí y centrarme en la música", explica. "Pero cuando dices que haces esto y el barrio lo sabe, se convierte en algo más grande. Y si lo tienes, puedes hacer algo con ello. Y entonces aprendí a abrazarlo".

Conoce las experiencias paranormales que se han vivido en el museo de la ouija Un lenguaje de símbolos

A veces, la cabeza de Allan hace mucho ruido. Por ejemplo, puede sentirse abrumado en los aeropuertos o paseando por Manhattan. Allan dice que aprendió a controlar el volumen de los mensajes que percibe.

"Es como ir de compras a un supermercado y que siempre haya música sonando. Y si prestas atención, puedes escuchar la música o puede ser [ruido de fondo]. Hay un momento y un lugar para cada cosa", dijo.

Los hechos y la información le llegan en forma de símbolos, explica.

"El lenguaje de los espíritus es el lenguaje de los símbolos, porque no tienen voz para proyectar un sonido real del tipo 'Hola, soy yo'", explica Allan. "Así que todo lo que recibo es su energía, que mi cerebro interpreta de forma que pueda relacionarla. Cuando interactúan conmigo, mi cerebro ve cosas que normalmente no vería".

En cuanto a los escépticos, Allan dice que también aprendió a controlar el volumen.

"Creo que cada uno va por su camino y que cada uno va con quien debe resonar", afirma.

Y hay mucha gente que lo cree. Allan agotó las entradas para sus espectáculos en Las Vegas, donde lee para el público. Se prepara para un acto el 20 de diciembre en el Midnight Theater de Nueva York. Bajo el título "Brunched by an Angel", Allan leerá para un público íntimo, que degustará dim sum y cócteles navideños.

"Hacerlo en Navidad me pareció lo más adecuado", dijo, ya que la gente echa de menos a seres queridos que han perdido y quieren sentirse en contacto con ellos.

El evento "Brunched by an Angel" de Allan está producido por Shane Farley, quien afirma que el reducido tamaño de la reunión ofrece una experiencia diferente a la de los espectáculos en estadios.

"La gente acude con su equipaje y, gracias a los dones únicos de Christopher, éste les conecta con los espíritus de sus seres queridos", explica Farley. "Es como un portal mágico hacia el perdón y las conexiones profundas. Formar parte de este viaje de sanación es realmente poderoso".

"Lleva a tu gato con él"

En medio de nuestra entrevista, Allan anotó con urgencia una nota. Le pregunté qué decía. Había escrito: "Papá".

"¿Tu padre pasó a mejor vida?", me preguntó.

Marianne Garvey y su padre Earl Garvey sentados juntos en una boda familiar. (Crédito: Marianne Garvey/CNN)

Le dije que sí, hace cuatro años, pero no le di más información. Entonces Allan me soltó algo que no entiendo cómo pudo saber.

"Quiere que te plantee la idea de sentir que de alguna manera hay un evento neurológico o que hay algo con sus ojos", dijo. "Un ojo era más débil que el otro y él siente que deberías verlo casi como una cicatriz, como si eso fuera lo que te hace única. Más poder para tu padre por ser el hombre hermoso que era, dado este defecto físico".

Le cuento que mi padre nació con miastenia grave ocular, una enfermedad en la que los músculos del ojo pueden deteriorarse o debilitarse, y que, de niña, siempre esperé que nunca se burlaran de él por su enfermedad.

"Su físico nunca le definió y tampoco deberías fijarte nunca más en eso", dijo Allan, y añadió: "Y parece que volvió con tu madre. Así que tu madre también falleció y hay algo relacionado con esto este mes".

Mi mamá falleció el 24 de diciembre de 2014.

También dio en el clavo de cómo era el lugar de mi boda y de que mi hija está en la guardería y tiene dotes musicales. Sabía que el marido de mi mejor amiga había muerto inesperadamente.

"Tu padre quería decirte que ve a tu hija", me dijo Allan. "Tu padre quiere asegurarse de que sabes que hizo una transición suave. Y ya no tienes que preocuparte por él. Tiene a tu gato con él".

Mi gato de 18 años, Meepers, murió dos meses después que mi padre.

Me alegro de que mi padre cuide de mi gato, es muy amable teniendo en cuenta lo mucho que los odiaba en vida.

A menos que Allan tuviera acceso a la historia clínica de mi padre, no sé muy bien cómo llegó a la información que compartió conmigo. Creo que algunas personas están sintonizadas en una frecuencia más alta.

Tal vez sean las vacaciones, o el hecho de que este domingo habría sido el cumpleaños de mi padre, o tal vez sólo necesito algo de consuelo y estaba abierta a recibirlo. Todo lo que puedo decir es que ya no soy un escéptica.

"Brunched by an Angel" se representará el 20 de diciembre en el Midnight Theater de Nueva York.