"¡Eres un viejo enfermo!", le gritan al príncipe Andrés en procesión

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 12 (EL UNIVERSAL).- El féretro con el cuerpo de la Reina Isabel ll recorrió hoy las calles de Edimburgo, seguido en procesión por sus cuatro hijos: el rey Carlos II; la princesa Ana; el príncipe Andrés y el príncipe Eduardo, con destino a la Catedral de St. Giles. Todo era silencio, hasta que se escuchó un grito en contra de Andrés.

Andrés, tercer hijo de Isabel II quien murió a los 96 años de edad, era, según se sabe, su predilecto. Sin embargo, desató un escándalo tan grande que la reina optó por retirarle sus títulos y afiliaciones militares e impedirle asumir cualquier cargo público.

El duque de York quedó en el ojo del huracán por su relación con el financista Jeffrey Epstein y la acusación de abuso sexual en contra de Andrés presentada por una mujer que dijo que los hechos ocurrieron cuando ella era una menor.

Desde entonces, las críticas hacia Andrés no han parado y este lunes salieron a relucir.

Mientras los cuatro hijos caminaban en silencio detrás de la carroza que llevaba el ataúd de su madre, un joven gritó. "Andrew, eres un viejo enfermo". El evento estaba siendo transmitido en vivo, por lo que el grito lo escucharon todos los que seguían el evento, además de los presentes.

Otro de los asistentes al funeral empujó al muchacho y comenzó una pequeña pelea. Un guardia llegó al lugar, agarró al joven, que gritaba: "¡Asqueroso!" y "no he hecho nada malo". Finalmente, el guardia se lo llevó, mientras otros asistentes clamaban: "¡Dios salve al rey!". ?Medios reportaron posteriormente que el joven que le gritó a Andrew tiene 22 años y quedó detenido por "alteración del orden público en la Milla Real".?La procesión no se detuvo en ningún momento ni Andrés hizo gesto alguno ante el grito. El ataúd llegó a la catedral, donde se celebró una misa por la fallecida monarca.

Una vez dentro de St. Giles, el ataúd fue colocado sobre una base de madera y encima se depositó la Corona de Escocia, incrustada con 22 gemas y 20 piedras preciosas además de perlas de los ríos de Escocia.

"Nos reunimos para que Escocia despida a nuestra fallecida monarca, cuya vida de servicio a la nación y al mundo celebramos. Y cuyo amor por Escocia era legendario", dijo el reverendo Calum MacLeod.

El príncipe Andrés finalmente llegó a un acuerdo con Virginia Giuffre, la mujer que lo acusó por abuso sexual. Aunque la cantidad se mantuvo en secreto, el diario Daily Mail aseguró que para evitar la demanda, Andrés pagaría 8.7 millones de euros. La cantidad, especificó la parte acusadora, debía ser entregada a una organización caritativa.