Anuncios

Erdogan y Mitsotakis prometen reunirse al menos una vez al año para impulsar las relaciones bilaterales

Atenas, 7 dic (EFE).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, han prometido este jueves en Atenas reunirse al menos una vez al año para impulsar las relaciones bilaterales tras años de tensiones.

"Hemos acordado vernos con frecuencia, al menos una vez al año", dijo Erdogan en una rueda de prensa conjunta con su anfitrión, tras recordar que es su primera visita a la capital griega en siete años.

Mitsotakis, por su parte, informó de la firma de un "acuerdo de amistad y buena vecindad" y, tras abogar también por aumentar la frecuencia de los encuentros, dijo que estaba dispuesto a viajar a Ankara en primavera.

"Aunque nuestras relaciones bilaterales en ocasiones amenazaron la seguridad y la paz en el Mediterráneo oriental, en los últimos meses están en un camino más calmo", dijo el mandatario heleno.

"Grecia y Turquía deben vivir en paz, expresar sus diferencias y discutirlas honestamente para buscar soluciones", agregó.

Erdogan caracterizó el encuentro de "fructífero" para hallar soluciones a los problemas que han lastrado la vecindad y para "convertir el Egeo en un mar de paz y cooperación".

"No tenemos problemas que no podamos solucionar", dijo el presidente turco.

Evitó mencionar aspectos concretos, como el contencioso por la delimitación de las zonas económicas exclusivas en el Mediterráneo oriental para la búsqueda de hidrocarburos, que ha llevado a varios roces en los últimos años.

Mitsotakis, en cambio, sí se refirió a este conflicto, al asegurar que el primer objetivo de la reunión de hoy ha sido "establecer la calma entre los dos países" y allanar así el camino para poder afrontar la cuestión más adelante.

"La siguiente fase del diálogo político, cuando las condiciones estén maduras, podría ser un acercamiento para la delimitación de zonas marítimas en el Egeo y el Mediterráneo oriental, lo que para Grecia es el único contencioso que podría presentarse ante un arbitraje internacional", dijo Mitsotakis.

Respecto a la dividida isla de Chipre, un conflicto que lleva décadas complicando las relaciones greco-turcas, Erdogan se limitó a señala la necesidad de lograr una solución "justa, duradera y sostenible, acorde a la realidad de la isla".

Mitsotakis anunció que Grecia ya ha obtenido de la Comisión Europea la luz verde para conceder a ciudadanos turcos visados de 7 días para visitas a diez islas griegas con conexión marítima directa con Turquía o donde se hallen campamentos de refugiados.

"Se trata de una iniciativa que revela una gran verdad: que las islas griegas son un puente de amistad entre nuestros dos pueblos", dijo el primer ministro heleno.

Mientras tanto, una decena de ministros de ambos países firmaron nuevos acuerdos bilaterales o renovaron los ya existentes en varios sectores, como el comercio, energía, tecnología y turismo, agregó Mitsotakis.

Ambos líderes se fijaron el objetivo de duplicar en un período de cinco años el comercio bilateral entre los dos países, que en 2022 alcanzó el récord de 5.500 millones de euros, prometiendo llevarlo hasta los 10.000 millones.

Erdogan evocó también la posibilidad de construir un nuevo puente sobre el río fronterizo Evros para impulsar el comercio y el turismo, y subrayó también la importancia de garantizar el bienestar de las minorías, tanto la turcoparlante en Grecia como la greco-ortodoxa en Turquía.

(c) Agencia EFE