Anuncios

¡No está equivocado! Miami tiene uno de los peores tráficos del mundo, según estudio

Si usted está pensando que el tráfico en Miami está peor que nunca, no se equivoca: Un nuevo estudio informa que la Ciudad Mágica se ha convertido en una de las peores urbes del planeta en cuanto a congestionamiento de tráfico.

INRIX, Inc., una empresa de datos y análisis de transporte de Kirkland, Washington, publicó su Global Traffic Scorecard de 2022, y Miami resulta ser una de las 10 ciudades más congestionadas del mundo.

Miami ocupa ahora el puesto No. 9 de la lista (ascendió desde el 32 en 2021), por detrás de Londres, Chicago, París, Boston, Nueva York, Bogotá, Toronto y Filadelfia (Palermo, Italia, ocupaba el puesto 10). Solo Boston, que pasó del puesto 18 al 4, el mayor salto porcentual en 2022.

Para recopilar los datos del informe anual, INRIX identifica las zonas de desplazamiento dentro de más de 1,000 ciudades de 50 países, analizando los tiempos de viaje y los retrasos, las características de los desplazamientos y el impacto de los incidentes en el congestionamiento. Añade un análisis económico para calcular el costo del tiempo perdido por el congestionamiento.

Así de grave fue: un conductor estadounidense típico perdió 51 horas en 2022 debido al congestionamiento, según el estudio, 15 horas más que en 2021. Eso sigue siendo casi 50% menos de los niveles previos a la pandemia. Pero el conductor típico de Miami perdió 105 horas debido al congestionamiento, 38 horas más que en 2021, una cifra que supera los niveles previos a la pandemia en 30%.

El analista de transporte Bob Pishue, que elaboró el informe para INRIX, dice que la disminución de la pandemia de COVID en 2022 y el regreso a la oficina para muchos empleados es una gran parte de lo que causó el cambio hacia un mayor congestionamiento.

“Uno de los grandes impulsores es la vuelta al trabajo de la gente”, dijo. “Es un fenómeno global. Estamos empezando a ver cómo disminuye el trabajo a distancia y aumenta el trabajo híbrido”. Incluso los que trabajaron todo el tiempo desde su casa en 2021 volvieron a la oficina en cierta medida este año, aunque difiere de una zona a otra y de una industria a otra”.

Para Miami, sin embargo, dijo que otros factores pudieran estar en juego, como la migración de otros estados y un creciente apetito por pasar las vacaciones y el tiempo libre en Miami y los Cayos. Miami ha experimentado un auge en la apertura de nuevos restaurantes, y el año pasado por primera vez se concedieron estrellas Michelin a restaurantes del área de Miami. También a principios de 2022, Tripadvisor informó en sus premios Travelers’ Choice que dos de los destinos más populares en 2022 eran Cayo Hueso y Miami Beach.

El entretenimiento y el turismo marcan la diferencia, según Pishue. Nashville, una ciudad mucho más pequeña que Miami, se ha vuelto popular para viajes de solteros y otras vacaciones, y también registró un salto significativo en el congestionamiento.

El conductor típico de Miami perdió 105 horas debido al congestionamiento del tráfico en 2022, según informa un nuevo estudio.
El conductor típico de Miami perdió 105 horas debido al congestionamiento del tráfico en 2022, según informa un nuevo estudio.

“Otros factores que impulsan los viajes son los restaurantes y la vida nocturna”, explicó Pishue. “La vida nocturna y los desplazamientos al downtown de la ciudad por motivos distintos a los desplazamientos al trabajo fueron probablemente las causas de que Nashville estuviera más concurrida. Si hay algún atractivo cultural, las artes o la vida nocturna, las ciudades construidas en torno a algo más que edificios de oficinas tienden a ver más acción y más tráfico”.

Todo este tráfico también le cuesta a usted algo más que su cordura. El estudio de INRIX estima que el congestionamiento causó al conductor medio en Estados Unidos $869 en tiempo perdido, frente a $305 en 2021. En Miami, el conductor medio perdió $1,773 gracias al congestionamiento.

Todo esto tuvo lugar en un año en que el precio de la gasolina alcanzó niveles más altos de lo habitual en el país. Esos precios no parecen afectar mucho a los hábitos de conducción, dijo Pishue.

“Hemos analizado el precio del combustible y lo que le cuesta al conductor medio desplazarse al trabajo, y lo que hemos descubierto es que, en general, el precio del combustible no influye demasiado en la cantidad de millas que conduce la gente”, dijo. “La gente lo tiene en cuenta como si fuera una factura normal de insumos y ajusta su presupuesto en consecuencia”.

Si hay algún punto positivo para los conductores que se desplazan a Miami –y en el mejor de los casos es un punto débil– es que ninguna carretera del sur de la Florida figura en la lista de las 10 carreteras más congestionadas. Cuatro de las 10 peores carreteras estaban en Stamford, Connecticut, mientras que las autopistas de Los Ángeles, Boston, Nueva York y Chicago completaban la lista. La 1-4 Este, en Orlando, fue la No. 10.

La única otra buena noticia a tener en cuenta requiere un cambio de perspectiva, dijo Pishue.

“Si la gente sale y participa en la comunidad y la economía locales, el congestionamiento no parece tan malo en ese contexto”, dijo.