Anuncios

Ensayo de una vacuna contra el VIH en África se interrumpe tras datos decepcionantes

FOTO DE ARCHIVO: Un hombre coloca una pancarta mientras prepara un mensaje durante una campaña de concienciación sobre el VIH/sida en la víspera del Día Mundial del Sida en Calcuta

KAMPALA, 7 dic (Reuters) - El ensayo de una vacuna experimental contra el VIH en Uganda, Tanzania y Sudáfrica se ha interrumpido de forma prematura después que los datos preliminares sugirieran que no sería eficaz para prevenir la infección, según el investigador jefe del ensayo.

La noticia es un nuevo golpe a los esfuerzos por encontrar una vacuna eficaz contra un virus que hasta ahora se ha cobrado unos 40 millones de vidas en todo el mundo. Otros 39 millones viven con el VIH, la mayoría de ellos en África.

El ensayo de la vacuna, que forma parte de una iniciativa más amplia denominada PrEPVacc, comenzó en diciembre de 2020 con la inscripción de 1.512 adultos sanos de entre 18 y 40 años y debía finalizar en 2024.

Pontiano Kaleebu, investigador jefe del programa, declaró a Reuters el jueves que el comité independiente de supervisión de datos y seguridad del programa había "recomendado que, incluso si continuamos, no podremos demostrar que la vacuna puede ser eficaz".

Aunque existen fármacos que pueden reducir el riesgo de contraer VIH y tratamientos que pueden controlar el virus y evitar que las personas desarrollen el sida, la afección inmunológica resultante de un VIH no tratado, los expertos afirman que una vacuna contra el VIH sería una herramienta importante para acabar con el sida como amenaza para la salud pública.

El ensayo, dirigido por investigadores africanos con el apoyo de varias instituciones europeas como el Imperial College de Londres, estaba probando dos combinaciones diferentes de vacunas experimentales contra el VIH.

También se estaba probando una nueva forma de profilaxis preexposición oral (PPrE), un medicamento que reduce el riesgo de contraer el VIH, para ver si era tan eficaz como los fármacos existentes. Esta parte del ensayo está en curso.

La mayoría de los participantes procedían de poblaciones con alto riesgo de infección, como profesionales del sexo, homosexuales y pescadores.

Un comunicado hecho público el miércoles por el programa de ensayos de vacunas afirmaba que el ensayo fallido, que era el único que quedaba activo en el mundo sobre la eficacia de la vacuna subrayaba "lo difícil que es desarrollar una vacuna eficaz contra el VIH".

Investigadores sudafricanos pusieron fin a otro ensayo en 2020 después de que las pruebas de una vacuna en más de 5.000 personas no mostraran beneficios.

(Reporte de Elias Biryabarema y Jennifer Rigby. Editado en español por Javier Leira)