Enoja a católicos serie de la "hija de Satán" en canal de Disney

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, septiembre 7 (EL UNIVERSAL).- Disney ha provocado la ira de Dios, o por lo menos eso sienten desde la Iglesias Católica. "El reino de hadas hace tiempo que no es seguro", apuntan un titular de uno de los principales digitales del catolicismo, luego del estreno de "Toy Story 4" en junio del 2019. En aquella oportunidad, la compañía hacia una de sus primeras incursiones en la comunidad LGTBI al incorporar la figura de una niña criada por "dos madres".

La cadena de entretenimiento ha sido una de las pioneras en materia de inclusión. Incluso Disney fue prácticamente la primera en notar el rol de cosificación que se le atribuía a la mujer con sus princesas extremadamente bellas. Desde hace un tiempo vienen trabajando en esto y poco a poco se han vuelto más heroínas que modelos a pedido del público.

Disney ha seguido avanzando en materia de LGTBI a lo largo de estos años. Luego del polémico beso de Lightyear, llegó el primer personaje trans, en la serie Baymax. Y en noviembre se espera el lanzamiento de Un mundo extraño, la película animada que nos traerá el primer romance adolescente abiertamente gay en un largometraje de la cadena.

Sin embargo, lo que para muchos significa todo un avance en materia de inclusión, para la Iglesia Católica se ha transformado en un verdadero dolor de cabeza. Los fieles sienten que ya ni siquiera pueden confiar en la etiqueta que reza "apta para todo público". Pues como todos sabemos su religión no permite ninguna de este tipo de situaciones.

---Por qué la Iglesia se opone a la serie "Hija de Satán"

La cadena de televisión FX, propiedad de The Walt Disney Company, estrenó a fines de agosto la "hija de Satán". Una serie animada cuya historia está centrada en la "hija adolescente de Satanás".

"Trece años después de haber quedado embarazada de Satanás, una madre y su hija Anticristo intentan vivir una vida ordinaria pero continuamente son frustrados por fuerzas demoníacas, incluso Satanás, que desea la custodia del alma de su hija", es la sinopsis con la que Disney la incluyó en su catálogo.

"El primer episodio -titulado First Blood, Primera Sangre- es más que suficiente para que la mayoría de las familias cristianas se den cuenta de que 'Little Demon' es una serie extremadamente peligrosa", apuntan desde One Million Moms una organización familiar que ha manifestado su repudio abierto a la publicación de este tipo de temáticas en los medios de comunicación.

Además, desde la entidad, advirtieron que la Hija de Satán "incluyen violencia gráfica, desnudez y toman a la ligera el infierno. Las mentes de los espectadores más jóvenes también se verán inundadas con visiones laicistas del mundo que reflejan la cultura actual".