Anuncios

Encuentran bebés muertos y en descomposición en la unidad de cuidados intensivos de un hospital evacuado en Gaza. Esto es lo que sabemos

Nota del editor: el siguiente reportaje incluye contenido explícito. Se recomienda la discreción del público.

(CNN) -- La escena en la unidad de cuidados intensivos del hospital Al-Nasr es escalofriante. Los diminutos cuerpos de bebés, varios de ellos aún conectados a los cables y tubos que debían mantenerlos con vida, se descomponen en sus camas de hospital. Junto a ellos, sobre las sábanas, todavía hay biberones de leche y pañales de repuesto.


El video del interior del hospital fue grabado el 27 de noviembre por Mohamed Baalousha, reportero en Gaza del medio de comunicación emiratí Al Mashhad. Baalousha compartió con CNN una versión sin difuminar en la que se ven los restos de al menos cuatro bebés.

Guerra entre Israel y Hamas en vivo: combates en Gaza, situación de los civiles y más

Tres de ellos parecen seguir conectados a las máquinas del hospital. Los cuerpos de los bebés parecen haberse oscurecido y estar desintegrándose por la putrefacción, y en algunas de las camas quedan poco más que esqueletos. En la piel de un menor se distinguen claramente moscas y gusanos caminando.

Las circunstancias que rodean a uno de los videos más horrendos de la guerra de Gaza siguen sin estar claras, pero tras días de reconstruir la información disponible mediante entrevistas, declaraciones publicadas y videos, se puede describir una escena caótica en la que el personal del hospital intenta proteger a sus pacientes más vulnerables, atrapados en medio de una batalla encarnizada, a la espera de una ayuda que nunca llegó.

Esto descubrió CNN:

CNN geolocalizó el video en el hospital Al-Nasr, en el norte de Gaza. Esta zona ha sido en gran medida inaccesible para los periodistas en las últimas semanas debido a la intensidad de los combates, pero durante la tregua de siete días, Baalousha dice que pudo acceder al hospital para filmar lo que quedaba allí.

Desde principios de noviembre, los hospitales pediátricos Al-Nasr y Al-Rantisi, que forman parte del mismo complejo, se habían convertido en la primera línea de los combates entre las fuerzas israelíes y Hamas.

En declaraciones públicas y entrevistas, varios miembros del personal médico y funcionarios de salud de Al-Nasr afirmaron que tuvieron que evacuar apresuradamente el hospital el 10 de noviembre, bajo la dirección de las fuerzas israelíes.

El personal médico describió haber tenido que dejar a niños pequeños en la unidad de cuidados intensivos porque no tenían medios para trasladarlos con seguridad.

Un médico asociado al hospital, que no quiso dar su nombre, dijo a CNN que dos de los niños, un bebé de dos años y otro de nueve meses, habían muerto poco antes de la evacuación, pero que tres niños habían quedado vivos aún conectados a respiradores. Uno de ellos tenía dos meses. Varios de los bebés ingresados en la UCI sufrían trastornos genéticos, según el médico.

El estado de los que quedaron vivos, tanto en el momento en que los combates llegaron al hospital como cuando se produjo la evacuación, sigue sin estar claro.

En un video del 9 de noviembre, el jefe de los hospitales pediátricos Al-Nasr y Al-Rantisi, Dr. Mustafa al-Kahlout, dijo que el hospital Al-Nasr había sido "golpeado dos veces" y había sufrido "muchos daños".

Kahlout advirtió que el oxígeno de la unidad de cuidados intensivos "estaba cortado" e informó que al menos un paciente había muerto a consecuencia de ello, y que otros corrían peligro de muerte.

No está claro si los cilindros de oxígeno, que se ven junto a algunas de las camas en el video del hospital, estaban funcionando o si se habían agotado los suministros.

"La situación es realmente mala, estamos rodeados... las ambulancias no pueden llegar al hospital, y las ambulancias que intentaron llegar a Al-Nasr fueron atacadas", declaró Kahlout, que hizo un llamamiento a las organizaciones internacionales, incluido el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), para que intervengan y salven al personal médico y a los pacientes que permanecen en la unidad de cuidados intensivos.

Un video compartido en las redes sociales el 9 de noviembre, que CNN verificó, fue filmado desde el interior del hospital Al-Nasr y parece mostrar las secuelas del ataque al edificio.

Otro video del 10 de noviembre mostraba un tanque de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) fuera de Al-Nasr, lo que indica que las FDI estaban operando en la zona. Otro video de la misma fecha mostraba a civiles con banderas blancas improvisadas que intentaban huir del hospital en medio de disparos y luego se veían obligados a volver corriendo al interior. En el video no se puede distinguir quién dispara.

OPINIÓN | Informé sobre Hamas en Gaza durante más de una década. Estas son las preguntas que me hago ahora

Las imágenes satelitales revisadas por CNN del 11 de noviembre muestran grandes cráteres alrededor del complejo hospitalario, lo que indica que la zona había sido bombardeada, dificultando la evacuación.

Sin embargo, en una grabación de audio de una conversación entre un alto funcionario del hospital Al-Rantisi y un oficial de COGAT, que coordina las actividades del gobierno israelí en los territorios palestinos y Gaza, parece que las fuerzas israelíes dieron instrucciones a los pacientes y al personal del hospital para que evacuaran la zona.

En la grabación, difundida por las FDI el 11 de noviembre, el oficial israelí asegura al funcionario del hospital que se organizarán ambulancias.

El funcionario del hospital le dice al oficial del COGAT que las ambulancias no pueden llegar al hospital, y el oficial responde: "Organizaré la coordinación con el centro de ayuda primaria. No se preocupe, estoy cerca del ejército, todo saldrá bien".

"¿Llevarán las ambulancias a los pacientes y al personal médico?", pregunta el funcionario del hospital.
"No hay problema", responde el oficial del COGAT, en la grabación.

A continuación, el funcionario del hospital confirma que el funcionario del COGAT sabe que se evacuará a la gente de los hospitales Al-Nasr y Al-Rantisi, y el funcionario del COGAT dice "sí, sí".

Pero los funcionarios del hospital dicen que las ambulancias nunca llegaron.

"Muchos de los pacientes fueron sacados por sus familias, las ambulancias no pudieron llegar al hospital", declaró Kahlout en una rueda de prensa el 14 de noviembre, tras la evacuación.

Tres niños quedaron en la UCI conectados a las máquinas del hospital pero sin oxígeno, dijo Kahlout.

En una grabación de audio del 10 de noviembre difundida por Médicos Sin Fronteras (MSF), un enfermero que, según la organización, trabajaba como voluntario a título personal, dijo que el hospital había sido bombardeado, alcanzando varias plantas, depósitos de agua y estaciones de electricidad y oxígeno.

El enfermero, que CNN no identifica por motivos de seguridad, dijo que las FDI dieron 30 minutos al personal de Al-Nasr para evacuar el hospital, y añadió que ninguna ambulancia pudo llegar al hospital.

"Salimos un poco y había disparos a nuestro alrededor", dijo en la grabación. Entonces dijo que alguien de las FDI le dijo: " Les daré paso seguro, tienen desde las 11:30 hasta las 12:00 del mediodía".

"Así que salimos con las manos en alto portando banderas blancas y llevando a familias y niños", dijo el enfermero en la grabación.

Según dijo, logró sacar consigo a un bebé mientras escapaba y lo entregó a una ambulancia que se dirigía al hospital Al-Shifa. Pero, según el enfermero, cuatro niños se quedaron en la UCI, en una discrepancia con el número dado por Kahlout.

"Dejar morir a mi paciente delante de mis ojos es lo más duro que he vivido jamás, es indescriptible, nos rompieron el corazón, no pudimos ayudarlos, no pudimos llevarlos, apenas pudimos salir con nuestros hijos, somos civiles, somos un equipo médico, somos civiles desplazados", dijo en la grabación.

Bebés prematuros y enfermos de Gaza reciben tratamiento en Egipto tras la evacuación del Hospital Al-Shifa

A lo largo de la semana pasada, CNN ha intentado hablar con personal médico y funcionarios del hospital Al-Nasr, pero todos han dicho que tienen demasiado miedo de hablar o no se les puede localizar.

El director de los hospitales de Gaza del Ministerio de Sanidad, controlado por Hamas, el Dr. Mohammad Zaqout, dijo a CNN que la gente del hospital fue obligada a abandonar el lugar por las FDI.

"Nos vimos obligados a abandonarlos a su suerte porque no teníamos una evacuación médica segura... les informamos que esos niños estaban en camas y no podían ser evacuados. Sostuvimos a otros niños en brazos mientras nos obligaban a evacuar", declaró Zaqout.

Las FDI han negado rotundamente su responsabilidad en la muerte de los menores de la UCI de Al-Nasr. "Dado que las FDI no operaron dentro del hospital Al-Nasr, estas acusaciones no solo son falsas, sino también una perversa explotación de vidas inocentes, utilizadas como herramientas para difundir una peligrosa desinformación", afirmaron las FDI en un comunicado enviado a CNN.

Tras preguntas reiteradas de CNN sobre por qué no había proporcionado ambulancias para la evacuación, como había prometido el oficial del COGAT en la conversación grabada con el funcionario del hospital, y sobre si eran conscientes de la presencia de niños abandonados en la UCI, como alegó Zaqout, las FDI no respondieron directamente.

Un hospital de Gaza es atacado mientras un periodista informa en directo

Durante una sesión de preguntas y respuestas en línea para periodistas el sábado, el portavoz de las FDI, Doron Spielman, rechazó la historia como un mero "rumor".

"No hubo bebés prematuros que se descompusieran por culpa de las FDI. Probablemente no hubo bebés que se descompusieran en absoluto", dijo Spielman. "Pero Hamas está a cargo del hospital Nasr, no estamos ocupando el hospital Nasr".

Israel ha acusado repetidamente a Hamas de utilizar los hospitales como centros de mando e incluso como lugares para retener rehenes.

Zaqout niega la acusación y ha pedido repetidamente que "entidades neutrales, organizaciones de derechos humanos y medios de comunicación entren en los hospitales y verifiquen por sí mismos que se utilizan únicamente con fines civiles y humanitarios".

CNN no puede confirmar de forma independiente en qué estado se encontraban los menores cuando los dejaron en el hospital. Pero Stefan Schmitt, forense de la Universidad Internacional de Florida, revisó el video para CNN y dijo que el nivel de descomposición de los bebés era avanzado.

Schmitt dijo que creía que la habitación no había sido alterada desde que dejaron a los niños. "Esos restos se descompusieron in situ, lo que significa que se descompusieron allí, en esas camas", dijo. "Se puede ver por los fluidos corporales que se han filtrado durante el tiempo de descomposición".

Schmitt también dijo que uno de los cadáveres parecía estar envuelto en tela, posiblemente un sudario, y señaló que no había ningún equipo médico unido al cuerpo, lo que sugiere que el cuerpo podría haber estado ya muerto o gravemente herido. La habitación parecía haber sido abandonada a toda prisa, continuó Schmitt, señalando la silla de coche para bebés y lo que parece ser una bolsa preparada para uno de los niños junto a su cama.

En un comunicado del Ministerio de Sanidad de Gaza, controlado por Hamas, emitido en respuesta al video de los restos de los bebés, se afirma que las FDI ordenaron al personal de enfermería de Al-Nasr que abandonara el lugar y les dijeron que el CICR iba a venir a evacuar a los pacientes.

"En lugar de ello, encontraron sus cuerpos descompuestos en sus camas", dice el comunicado. "Estos bebés exhalaron su último aliento solos y murieron solos".

El CICR dijo a CNN que recibió "varias peticiones" de evacuación de hospitales del norte de Gaza, pero debido a la "situación de seguridad" no participó "en ninguna operación ni evacuación, ni los equipos se comprometieron a hacerlo". El CICR añadió que las imágenes de los niños fallecidos eran una "tragedia indescriptible".

-- Gianluca Mezzofiore, Nic Robertson, Celine Alkhadi, Katie Polglase, Mostafa Salem y Sahar Akbarzai de CNN contribuyeron a este reportaje.