Encuentran una ballena muerta con 100 kilos de basura en el estómago

LA NACION

Redes, manojos de cuerdas, vasos de plástico, bolsas, guantes, tiras de envoltorio. Todo eso, compactado en una enorme bola de basura de 100 kilos de peso y parcialmente en descomposición, se encontraba dentro del estómago de una ballena muerta, en una playa de Escocia.

El cachalote quedó varado en la playa de Luskentyre, ubicada en la Isla de Harris, al noroeste del país. Un paisaje paradisíaco, empañado por la gran cantidad de basura que los expertos fueron extrayendo del cuerpo del cetáceo para fotografiarla sobre la arena.

Cuidadores del Programa de Animales Marinos Encallados de Escocia (SMASS, por sus siglas en inglés) recibieron reportes del avistamiento y se hicieron presentes en el lugar 48 horas después.

"El animal no estaba en condiciones particularmente malas, y aunque es evidente que los restos hallados en su cuerpo fueron un factor clave en su encallamiento, no pudimos encontrar evidencia de que eso haya impactado o obstruido sus intestinos", informó la organización a través de una publicación en Facebook.

"Sin embargo, la cantidad de plástico en su estómago es horrenda y debe haber comprometido su digestión. Esto demuestra nuevamente lo peligrosa que es la presencia de basura en los mares para la fauna marina", completaron.

Aún así, la investigación para averiguar las razones por las que esta ballena terminó con tanta basura en su estómago todavía no está terminada.

¿Más plástico que peces en el océano?