Encuentran casi $1 millón en diamantes después que un estafador los robara haciéndose pasar por representante de Justin Timberlake

Getty Images

Dos diamantes robados en una elaborada trama —en la que un estafador se hizo pasar repetidamente por representante de Justin Timberlake y Jessica Biel— fueron recuperados recientemente en Miami, según registros judiciales publicados el lunes.

James Sabatino estafó a joyeros y marcas de lujo por valor de $10 millones. Pero aquí está la cosa: todo el tiempo, el hombre de 46 años ejecutaba su operación mientras estaba detrás de las rejas en el Centro de Detención Federal en Miami, donde está detenido en espera de juicio por otros cargos.

En 2017, Sabatino, engañó a la compañía de diamantes Forevermark bajo el pretexto de que era un ejecutivo de Universal Music que estaba haciendo un video musical con Timberlake y Biel en Miami Beach.

Días después del encuentro, Forevermark se dio cuenta de que había sido víctima de la red de mentiras de Sabatino y presentó una denuncia ante la Policía de Miami Beach. Dos de las joyas, un diamante de 8.55 quilates valorado en $580,000 y un diamante ovalado de 7.29 quilates valorado en $326,000, fueron localizados en junio.

Los diamantes cayeron en manos del Instituto Gemológico de América, que evalúa la calidad de las gemas. El instituto notificó el hallazgo al FBI, que los cotejó con las joyas robadas del falso video musical.

De 2014 a 2017, Sabatino usó teléfonos móviles de contrabando vendidos por los guardias de la prisión para hacerse pasar por ejecutivos de Sony Music Entertainment, Universal Music Group y Roc Nation. A través de cuentas de correo electrónico falsas que parecían legítimas, convenció a varias marcas, entre ellas Tiffany & Co., para que enviaran por correo joyas y artículos de lujo para los videos musicales.

Debido a que Sabatino estaba bajo custodia federal, los cómplices firmaban por los artículos, los recogían y trataban de obtener un beneficio.

Sabatino, que se declaró culpable del fraude en 2017, está cumpliendo una condena de 20 años en ADX Florence, una prisión de máxima seguridad en Colorado que alberga a personas como el capo del cartel de la droga de Sinaloa El Chapo, y el terrorista de Boston Dzhokhar Tsarnaev.