Anuncios

Emotivo regreso a casa de 17 trabajadores tailandeses liberados por Hamás

Diecisiete trabajadores tailandeses liberados del cautiverio por el grupo militante Hamás fueron recibidos el jueves por familiares y amigos, funcionarios y periodistas en un emotivo regreso a casa en el aeropuerto internacional de Bangkok.

Los 17 se encuentran entre los 23 tailandeses liberados hasta ahora, y seis permanecieron temporalmente en Israel porque los médicos consideraron que aún no están en condiciones de viajar. Las autoridades de Tailandia informaron que otros nueve rehenes tailandeses siguen retenidos en Gaza.

Ratree Sampan, que viajó desde la provincia nororiental de Nakhon Phanom, llegó temprano al aeropuerto para reunirse con su hijo Buddee Saengboon.

“Luego que estalló la guerra, no pude contactarme con él”, dijo Ratree, madre de 57 años. “Durante un mes y 18 días supuse que ya estaba muerto”.

“Esperé un milagro y sucedió. Sobrevivió”, dijo.

Había alrededor de 30,000 trabajadores tailandeses —en su mayoría del sector agrícola— en Israel antes del ataque de Hamás del 7 de octubre, cuando milicianos irrumpieron en una valla fronteriza y mataron a cientos de israelíes y 38 tailandeses.

Israel respondió con devastadores ataques aéreos y una ofensiva terrestre que ha matado a miles de personas y ha prometido aplastar las capacidades militares de Hamás. Se mantiene un alto el fuego desde hace siete días y Hamás ha liberado a 81 rehenes, en su mayoría ciudadanos israelíes pero también a otros, mientras que Israel ha liberado a 180 prisioneros palestinos.

Los tailandeses generalmente provienen de las regiones más pobres de Tailandia, especialmente del noreste, y aceptan trabajos en Israel porque pueden ganar hasta cinco veces más de lo que ganarían en casa. Comenzaron a ser reclutados hace varios años para reemplazar a los palestinos que habían estado haciendo los mismos trabajos.

Desde que estalló la guerra, unos 9,000 tailandeses han sido repatriados voluntariamente, pero algunos ya han dicho que esperan regresar a Israel por el dinero que pueden ganar.