Anuncios

Embotellamiento en canal de Panamá disminuye, algunos buques se desvían

Imagen de archivo. Buques de carga transitan por el canal de Panamá, en las afueras de Ciudad de Panamá

Por Elida Moreno y Marianna Parraga

CIUDAD DE PANAMÁ, 22 ago (Reuters) - El atasco de buques a la espera de pasar por el canal de Panamá debido las restricciones por la sequía se ha aliviado en los últimos días después de que la autoridad de la vía navegable autorizara el paso de más barcos y de que otros optaran por rutas alternas para evitar los retrasos.

La Autoridad del Canal de Panamá (ACP) abrió la semana pasada dos franjas horarias adicionales al día para el tránsito de buques sin reserva con el fin de ayudar a despejar los cuellos de botella a ambos lados del corredor interoceánico.

No obstante, ha mantenido el número total de buques que transitan al día en un máximo de 32, frente a los 36 en condiciones normales.

Una sequía histórica ha ralentizado la navegación por uno de los cruces marítimos más transitados del mundo, en medio de las restricciones aplicadas en los últimos meses, entre ellas, la reducción del calado y la limitación de los cruces.

Según las cifras oficiales, el martes había 125 buques con y sin reserva a la espera de pasar, frente a los más de 160 de hace dos semanas. Otros 40 buques se acercaban a la vía navegable, frente a los 50 de hace dos semanas, según datos de Refinitiv Eikon.

"En línea con nuestro compromiso de ofrecer un servicio confiable y sostenible, hemos optado por ampliar la condición de reserva 3. Esto nos permite gestionar la congestión y garantizar que los buques en ruta o en cola, que no hayan conseguido reservas, puedan seguir transitando de forma continua", dijo la ACP a Reuters esta semana.

Sin embargo, el tiempo medio de espera de los buques para pasar ha aumentado a entre 10 y 11 días este mes, frente a los 6-7 días del mes pasado. La espera supera los 17 días para los cargueros y los gaseros de petróleo licuado, y es de casi 13 días para los petroleros.

Los retrasos han provocado fricciones entre sus vecinos. El Presidente de Colombia, Gustavo Petro, alertó el martes sobre la sequía que azota a Panamá, mientras que el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, insistió el lunes en una antigua propuesta de abrir un corredor de agua en su país.

Aunque las lluvias se han intensificado en Panamá en las últimas semanas, el calado máximo autorizado por el canal sigue restringido a 44 pies (13,4 metros), lo que impone limitaciones de peso a los buques, incluidos portacontenedores, graneleros y petroleros.

Según fuentes y analistas, un número cada vez mayor de buques intenta evitar la vía navegable debido a los retrasos, las restricciones de calado y el aumento de los costes de los fletes de bienes de consumo y materias primas entre Estados Unidos y Asia, y de Sudamérica a Europa, a China y a la costa oeste de Estados Unidos.

"Si hablamos de una interrupción a largo plazo que podría prolongarse hasta el otoño, como transportista buscaré una alternativa diferente para mi producto si no puedo contar con atravesar las esclusas (del canal de Panamá) en un tiempo razonable", afirmó Abe Eshkenazi, Director General de la Asociación para la Gestión de la Cadena de Suministro, con sede en Chicago.

(Reporte de Elida Moreno en Ciudad de Panamá y Marianna Párraga en Houston; Editado por Margerita Choy; Escrito por Diego Oré)