Embiid, dominante de nuevo, en triunfo de 76ers ante Celtics

DAN GELSTON
·2  min de lectura
Joel Embiid, de los 76ers de Filadelfia, se lamenta tras una caída durante el duelo del viernes 22 de enero de 2021, ante los Celtics de Boston (AP Foto/Chris Szagola)

FILADELFIA (AP) — Joel Embiid dio un paso atrás para encestar un triple. Declaró después que ese disparo fue “horrible”.

El camerunés se exige más. Ha alcanzado un nivel digno de un candidato al Jugador Más Valioso, ha evitado la irregularidad que había caracterizado su carrera y ha emitido argumentos contra sus críticos, incluido un jugador rival.

Embiid sumó 38 puntos y 11 rebotes, Tobias Harris añadió 23 unidades y los 76ers de Filadelfia doblegaron el viernes 122-110 a los Celtics de Boston.

“Tenemos a un gran grupo de jugadores, y todavía estamos aprendiendo cómo jugar juntos”, comentó Embiid. “Sólo vamos a mejorar”.

Seth Curry volvió a la alineación titular de los Sixers, de la que se había ausentado seis encuentros tras dar positivo de COVID-19. Anotó 15 tantos.

Jaylen Brown lideró a los Celtics con 42 puntos y nueve rebotes, mientras que Marcus Smart finalizó con 20 unidades.

Los 76ers, con la salud recuperada, volvieron a lucir como legítimos aspirantes en el Este.

Embiid había conseguido 42 puntos el miércoles, en una victoria sobre el propio Boston. Esta vez prodigó otra actuación fantástica.

El africano dijo que había soportado un dolor de espalda, tras una caída en que se golpeó el coxis. Atinó 14 de 15 disparos desde la línea de castigo. Lució casi perfecto, tras recibir una crítica de Smart.

El jugador de Boston dijo que Embiid “cae y hace que se marquen faltas”, luego que el pívot estelar acudió a la línea 21 veces en el partido en que consiguió los 42 puntos.

Los Celtics hicieron sólo 20 tiros libres en ese compromiso —ninguno en el último cuarto.

Embiid se rio ante las críticas. Dijo que Smart suele hacer mucho teatro cuando busca que se marque una falta a su favor.

“Los grandes actores conocen a los grandes actores”, dijo Doc Rivers, el entrenador de Filadelfia, antes del partido.